Gustavo Posse admitió que la familia Galmarini «es un problema muy serio» para el massismo

SAN ISIDRO- El intendente de San Isidro admitió que la familia de la esposa del diputado y líder del Frente Renovador Sergio Massa, Malena Galmarini, “es un problema muy serio” para la conformación del massismo en su distrito, aunque aclaró que “la dificultad» es para «quien lidera este proyecto”.

“Es un problema muy serio, es algo ya inocultable, pero no es tanto un problema para mí sino para quien lidera este proyecto que es Sergio Massa”, remarcó.

En diálogo con FM Nacional Rock, el jefe municipal señaló que “hay una adversidad que debe ser resuelta, porque en tal lugar, en tal distrito, se tiene que producir un consenso y definir a quién buscamos para realizar ese consenso”.

Massa «tiene la dificultad a vencer con gente que es familiar de su esposa, es un tema que por eso mismo manejo con mucha prudencia”, señaló Posse.

Ante un intento del periodista de requerir mayor precisión a qué familiar se refería, Posse lo rechazó de plano aduciendo que no tenían entidad política y añadió que “hablando de política grande, es una dificultad en particular a resolver porque se trata de la familia política de quien queremos que sea presidente”.

Si bien el intendente no los nombró se trata de la suegra de Massa,  Marcela Durrieu, concejal por un bloque vecinal de San Isidro, históricamente enfrentada a la familia Posse; su hijo, el diputado provincial por el Frente Renovador Sebastián Galmarini y su padre Fernando “Pato” Galmarini, ex secretario de Deportes durante el gobierno de Carlos Menem.

En otro tramo de la entrevista, el intendente cuestionó al diputado por el Frente para la Victoria Martín Insaurralde, al señalar que no respeta las instituciones por ser a la vez legislador nacional e intendente de Lomas de Zamora, “aunque se encuentre de licencia”.

“Es un caso ilegal porque es diputado e intendente de Lomas y yo respeto la institucionalidad que tiene nuestro frente”, aunque no se refirió a un caso similar que mantiene el diputado nacional del Frente Renovador Sandro Guzmán e intendente de Escobar.

Insistió en que “ser diputado e intendente, aunque en uno de los cargos esté con licencia, no se puede, son poderes independientes. No podemos convalidar que eso pueda existir”.

En cuanto a la incorporación de Insaurralde al massismo, Posse sostuvo que “hace cinco meses» creyó que «estaban dadas todas las condiciones para su llegada», pero indicó: “no soy quién dice quién entra ni quién sale, no puedo asegurar que esté acá por las votaciones que hace y afectan a la gente, según nuestro criterio», opinó.

Por último, rechazó su alejamiento del Frente Renovador, al indicar que “por el hecho de que venga alguien uno no se va a ir de un lugar».

«El que está en política está preparado para la dificultad, nunca se va de un lugar por una razón de personas», completó.