Un día como hoy, hace 107 años nacía Nelly Omar

Con motivo de su cumpleaños número 102 hicimos una nota de la llamada Gardel con polleras, que es interesante compartirla un día como hoy.

Ella dice que se retiró de los escenarios pero ¿quién puede saberlo? Es que a pesar de andar con bastón y no poder tocar la guitarra su lucidez es asombrosa. «Soy de cabeza dura y corazón blando», asegura entre risas.

De chiquita quería ser aviadora ya que sus hermanos hacían vuelos de bautismo pero su padre no la dejó por ser mujer.  Al perderlo de un infarto cuando ella sólo tenía 12 años familia se mudó a Buenos Aires y ella para ayudar a mantener el hogar trabajó en una fábrica textil. De esa época recuerda «Yo manejaba una máquina de medias. Tenía que enganchar las agujas en los talones. Tenía vista, lo hacía rápido. Ganaba una miseria»

Al comenzar a actuar en la escuela y en un club barrial fue escuchada por Ignacio Corsini quien la llevó a actuar a las principales radios de la época Splendid, Mayo y Rivadavia

Si bien comenzó su carrera artística en 1924, su mayor período de esplendor ocurrió en los años 1930 y 1940, destacándose por sus versiones de “Callecita mía”, “Sólo para ti”, “Latido tras latido” e “Intriga y pasión”.

Por su voz y su presencia fue llamada “La Gardel con polleras”.

Fue relacionada sentimentalmente con el compositor Homero Manzi, de quien se dice que le compuso el tango «Malena», aunque ella dijo que “Sur” y “Solamente ella” también le hacen referencia.

Hace poco en un reportaje que le hicieron en el diario Clarín ella aseguró “¡Era de linda de joven! Era, como decía Manzi, una magnolia”. Al nombrarlo llega la pregunta: “¿Le guarda cariño o rencor a Manzi?”. Y ella se explaya: «Por él siento respeto. Era un hombre de mucho talento. Nadie sabe la verdad. La amistad con Homero nació en el año ‘37. Estábamos en Mar del Plata. Cuando hizo Malena, Manzi estaba en México con Petrone. Se apareció una chica, según me cuenta después Petrone, que se parecía a mí. El le dijo a Manzi ¿a quién te hace acordar? Y Manzi sacó un papel del bolsillo y se puso a escribir. De ahí le mandó el verso a Demare. Nunca lo acepté como una relación. Me había prometido divorciarse y casarse conmigo en Uruguay o México. No lo cumplió. Como no cumplió, yo tampoco cumplí”.

En 1946, realizó su primer disco bajo el auspicio de la compañía Odeón y con ayuda de Francisco Canaro y grabó  diez temas musicales entre los cuales estaban  “Adiós pampa mía”, “Canción desesperada”, “El Morocho y el Oriental”, “Rosas de otoño”, “Sentimiento gaucho”, “Sus ojos se cerraron”, “Déjame no quiero verte nunca más” y “La canción de Buenos Aires”,

También hizo una corta carrera cinematográfica y filmó entre otras películas “Canto de Amor” (1940), “Melodías de América” (1942)

Nelly conoció a Eva Duarte en 1940, cuando todavía era actriz de radioteatros, y mantuvieron una íntima amistad.

Admitió que a Evita le agradaba su forma de cantar e interfirió para que le permitiesen actuar en Radio Splendid: “Una sola vez en mi vida alguien intercedió para que se me permitiera actuar en Radio Splendid. Fue Evita, y no porque yo se lo pidiera. Ella no entendía como no me concedían un espacio. Le gustaba como cantaba y mucho más que cantara las cosas nuestras. Retribuí ese gesto grabando la milonga La descamisada y la marcha Es el pueblo”.

Durante la presidencia de Juan Domingo Perón, participó de las más importantes celebraciones llevadas a cabo por el gobierno. “Yo nunca fui política, participaba porque era peronista, de Perón y Evita”,

Tras la Revolución Libertadora de 1955, debió abandonar su profesión, pero regresó en la década siguiente. Ella recuerda esa época con mucha tristeza “Estuve 17 años proscripta, me sacaron hasta el piano”- rememora.

A su regreso a la Argentina, habiendo asumido ya la presidencia Arturo Frondizi comenzó nuevamente de a poco su vuelta al espectáculo. En el ‘66 se presentó en el medio televisivo y grabó un disco con las guitarras de Roberto Grela. Durante la década de 1980, trabajó con la orquesta de Alberto Di Paulo y también realizó trabajos como compositora

A los 86 años, grabó un disco que incluía algunos temas como “Commeilfaut”, de Eduardo Arolas con letra de Gabriel Clausi, y otros dos, con letras de Héctor Oviedo: «La piel de vivir» y «Por la luz que me alumbra», con el acompañamiento de los guitarristas Bartolomé Palermo y Paco Peñalba.

En 2005, con 93 años, grabó un disco titulado “La criolla” con el sello de Gustavo Santaolalla. También encabezó recitales en el estadio Luna Park que intercalaba un homenaje con imágenes y comentarios de su trayectoria de siete décadas.

Al aproximarse sus 100 años recibió premios y reconocimientos varios y en noviembre lo celebró en el Luna Park con un concierto que contó con la participación del bailarín Juan Carlos Copes y el grupo dirigido por Erica Di Salvo.

Nelly sigue con proyectos y con ganas y dice a viva voz: “Me gustaría volver a enamorarme. Lo más lindo que hay es enamorarse. No importa que piensen: ‘Está loca’. Quisiera estar con alguien que tenga el suficiente amor como para ir compartiendo si voy cayendo. Yo no creo que eso sea pedir mucho, ¿no?… No tengo familia ya, sólo amigos, pero la música me da buenos pensamientos, me libera de la angustia. Si canto, ahí sí soy feliz”.

DEJA UNA RESPUESTA