Stolbizer, Giustozzi y De Narváez opinaron sobre cambios de seguridad

BUENOS AIRES- La primera candidata a diputada nacional del Frente Progresista bonaerense, Margarita Stolbizer, rechazó  el envío de gendarmes al conurbano, al asegurar que «la Argentina sigue siendo un vale todo», y advirtió que «es un reconocimiento de que la policía no sirve».

«Son un desastre las condiciones a los que lo someten a los gendarmes, sobre todo están sacando a la gente de la frontera y así obviamente la Argentina sigue siendo un vale todo», afirmó Stolbizer.

La  diputada del GEN rechazó la iniciativa del gobernador Daniel Scioli de enviar a los gendarmes desde el interior del país al conurbano bonaerense para reforzar la seguridad en el distrito y opinó «deben quedarse en la frontera».

«Acá tienen a la policía, es un reconocimiento de que la policía no le sirve», agregó minutos antes de encabezar un encuentro con la diputada sueca y ex ministra de Medio Ambiente Lena Sommestad y mujeres de distintas organizaciones en la Cámara de Diputados de la Nación.

Por su parte el candidato a diputado nacional por el Frente Renovador, Darío Giustozzi, afirmó  que en ese espacio están «preocupados por la improvisación y las contradicciones en la política de seguridad» del gobierno nacional.

«Venimos sosteniendo desde el espacio que formamos con Sergio Massa que necesitamos una política de seguridad que perdure en el tiempo, una política de estado, y por eso consideramos que no se pueden tomar, por intereses electorales, medidas inconexas y contradictorias fruto de la improvisación», aseguró Giustozzi.

En un comunicado, el intendente de Almirante Brown afirmó que «estamos preocupados por la improvisación y las contracciones en la política de seguridad del gobierno».

Tras señalar que «estas medidas se desdicen con lo que estuvo sosteniendo el Gobierno durante todos estos años», aseguró que «lo que se debe crear es un plan integral de manera planifica y no improvisada».

«La política de seguridad para que dé resultado debe tener varios apéndices, varias etapas, de corto, mediano y largo plazo. Debemos dar a la comunidad señales claras y firmes, el que las hace las paga, no la visión de que la justicia es una puerta giratoria donde los delincuentes entran por una puerta y salen por otra», agregó.

En ese sentido, indicó que «tenemos que trabajar en un régimen penal juvenil que funcione, en una policía de proximidad que esté cerca de la comunidad y en una serie de medidas que tienen que estar enmarcadas en un plan sostenido que resuelva con eficiencia el problema de seguridad. Se puede y se debe hacer».

Asimismo el primer candidato a diputado de la agrupación «Unidos por la libertad y el trabajo», Francisco de Narváez, consideró  que es «acertado» movilizar a prefectos y gendarmes para proteger a los bonaerenses, aunque calificó la medida como «coyuntural» y reclamó que se incremente «la cantidad y la calidad de los efectivos de policía de la provincia de Buenos Aires».

«El traslado de prefectos y gendarmes es una medida coyuntural porque, de alguna forma, estamos desprotegiendo la frontera; pero, teniendo en cuenta el grado de emergencia que tenemos, es una medida acertada. No es una decisión definitiva, hay que aumentar la cantidad y la calidad de los efectivos de policía de la provincia de Buenos Aires», indicó De Narváez.

En declaraciones a la prensa en General Rodríguez y Luján, De Narváez evaluó que «hoy, en los barrios con presencia de gendarmes, la gente se siente más segura que desde hace 15 días. Yo quiero creer que el Gobierno ha reconocido que la inseguridad es el principal problema de la ciudadanía», aseguró.

«Debemos recuperar el control del territorio, hay miedo de salir de la casa. La inseguridad no puede ser parte de la politiquería, tiene que formar parte de la política nacional, que tenga por objetivo coordinar todas las fuerzas de seguridad, la Prefectura, la Gendarmería, la Policía Aeroportuaria, la Policía provincial y la Federal. Esa es la posición que tenemos y la que vamos a tener», aseguró el diputado nacional.

Consultado sobre las condiciones en que se alojan los gendarmes trasladados desde el interior del país al conurbano, De Narváez recordó que en 2011, presentó 2 pedidos de informes (0391-D-2011, 4141-D-2011) que apuntaban a esas condiciones y al pago irregular de viáticos, en el marco del Operativo Centinela instrumentado oportunamente por el gobierno.