Cumplió años logrando escuchar gracias a una operación realizada en un hospital público

 

FLORENCIO VARELA- Un nene de la localidad bonaerense de Florencio Varela, que había quedado sordo de ambos oídos por una meningitis y hace un año recibió un implante coclear del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, celebró ayer con sus médicos del Hospital Eva Perón que «empezó a hablar y responde a las estimulaciones».

“Se notó el cambio enseguida. Empezó a hablar, responde a las estimulaciones que le hacemos, pide cosas diciendo las palabras”, relató Verónica Sacan, la mamá de Alan, que hace un año recibió el implante coclear del programa que lleva adelante el Ministerio de Salud de la Nación en el Hospital Eva Perón de San Martín.

La mamá contó que «desde que presentamos los papeles hasta que lo operaron pasaron sólo dos meses. Hoy ya está hablando. Si no hubiese existido este no lo hubiera podido hacer porque es una operación muy cara”, reivindicó Verónica.

El problema de Alan fue detectado en el marco de las acciones que desarrolla el Ministerio de Salud de la Nación en coordinación con las provincias para prevenir y acercar tratamiento temprano y oportuno a niños que sufran sordera.

“Alan sufrió una meningitis con grados de osificación coclear, por lo que se tuvo que hacer un implante coclear bilateral simultáneo. Esto fue hace un año y hoy está teniendo un desarrollo del lenguaje bastante avanzado. Lo esperado es que tenga un desarrollo del lenguaje normal”, evaluó Daniel Pérez Gramajo, responsable de la intervención quirúrgica.

Por su parte, Margarita Acosta, coordinadora del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, aseveró que “es gratificante empezar a ver los resultados de lo que venimos trabajando desde el año 2010, cuando se creó el programa».

«Ahora están en un proceso de adquisición del lenguaje porque si no hubieran sido implantados, estos chiquitos seguirían siendo ‘sordos profundos’ y sordos pre linguales (lo son desde antes de tener la capacidad de adquirir el lenguaje), y no hubieran tenido la posibilidad de poder hablar y escuchar”, destacó.

Para Carlos Alfredo Arias, director asociado del Hospital Mi Pueblo, “fue gratificante poder decirles a las madres cara a cara que como autoridad del hospital, como pediatra y como ser humano este tipo de avances me llenan de alegría. Es muy lindo ver y escuchar a una mamá y a un nene diciéndose ‘te amo’. Eso lo resume todo”.

Durante los festejos del primer año de vida auditivo de Alan estuvieron presentes, además, los médicos encargados de la detección de la hipoacusia de Alan, pertenecientes al Hospital Mi Pueblo a cargo de Sandra Tognola, jefa de la Unidad de Diagnóstico y Tratamiento de Fonoaudiología y familias de nenes con hipoacusia que están atravesando diferentes momentos del proceso para recuperar la audición.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud, ya son 41 los niños implantados en todo el país a través del Programa, mientras que otros 255 chicos obtuvieron audífonos adecuados a su dificultad auditiva.

En tanto, están en lista de espera unos 20 niños más detectados y en proceso de estimulación previa con audífonos –ya que poseen hipoacusias profundas–, para ser intervenidos a lo largo de este año, en diversas provincias del país.

El implante coclear consiste en introducir en el oído interno un aparato electrónico que estimula el nervio auditivo y luego, al mes, se activa a través de un aparato colocado en la oreja, lo que permite captar los sonidos y recuperar la audición a las personas con sordera.

En Argentina, la hipoacusia afecta a entre 700 y 2.100 niños al año. La auditiva constituye el 18 por ciento de las discapacidades en el país, la cual se reparte en un 86,6 por ciento de dificultad auditiva y un 13, 4 por ciento en sordera.

 

,