Mataron a policía delante de su hijo de 13 años en Quilmes

QUILMES- El suboficial murió de dos balazos al tirotearse con dos delincuentes cuando acompañaba a su hijo adolescente a la parada de colectivos en el partido bonaerense de Quilmes.
El hecho ocurrió ayer a las 7 de la mañana en el cruce de las calles 818 y 893 del barrio La Paz de Quilmes Oeste, donde la víctima, identificada como un sargento primero Ramón Oscar Nieto (50), caminaba junto a su hijo de 13 años que iba al colegio, rumbo a la parada de colectivos.
Según las fuentes, el policía, que trabajaba en la Departamento Delitos Económicos de la PFA, advirtió que por la vereda de enfrente se acercaban dos sospechosos y que uno de ellos venía armado.
En el lugar se registró un intercambio de disparos, en el que el policía recibió dos balazos -uno en una pierna y otro en el pecho-, y los delincuentes huyeron sin robar nada, aunque uno de herido de bala.
Nieto fue trasladado de urgencia al Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde fue intervenido quirúrgicamente, aunque al cabo de unas horas falleció por la gravedad de la herida que recibió en el pecho.
A raíz del testimonio del hijo de 13 años del policía y de otros testigos, efectivos de la comisaría 5ta. de Quilmes, con asiento en La Cañada y jurisdicción en la zona, lograron detener como sospechoso a un vecino del barrio que se aprestaba a ingresar a una casa.
Se trata de joven de 19 años identificado por la policía como Cristian Andrés Salas, quien tenía una herida de bala en un brazo y cuatro en una pierna y a quien se le secuestró una pistola Bersa calibre 22, que se sospecha fue el arma utilizada para balear al policía.
Nieto se convirtió hoy en el quinto policía federal asesinado en lo que va del año en todo el país.