“Tenemos que adecuar el COU de cada municipio a la nueva realidad climática”

LA PLATA- La ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez, manifestó la necesidad de “revisar conjuntamente con los municipios los Códigos de Planeamiento Urbano (COU) para que sean compatibles con el cambio climático que exige la readecuación de la infraestructura y las políticas a la nueva realidad”.

En este sentido, destacó la importancia de incluir en el debate a “todos los sectores involucrados, a la federación Argentina de Municipios (FAM), Universidades, ingenieros, para que podamos planificar herramientas y prevenir las consecuencias de los fenómenos meteorológicos que afectan de manera creciente a la Provincia y al mundo”.

Explicó que “los municipios, según lo dispone el Decreto Ley 8912/77, son los encargados de elaborar un COU para su jurisdicción, que luego debe contar con la aprobación del Concejo Deliberante por Ordenanza y la misma ser convalidada por el Ejecutivo provincial”.

Con posterioridad, la Ordenanza ingresa al Ministerio de Gobierno, donde se solicitan informes a la Autoridad del Agua y/o Dirección de Hidráulica según corresponda, al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y al  Ministerio de Infraestructura.

Luego, la Dirección Provincial de Ordenamiento Urbano y Territorial confecciona el informe final, se genera un proyecto de Decreto que se envía a los organismos de control y luego se remite a la Secretaria Legal y Técnica de la Gobernación para la firma del gobernador Daniel Scioli.

“En los últimos años se desarrollaron eventos naturales de magnitud, como fue la sequía y desertificación en Médanos, Bahía Blanca, el tornado ocurrido hace un año en el centro-norte del Conurbano y las intensas y extraordinarias precipitaciones que hace pocos días afectaron a La Plata”, describió la Ministra.

Subrayó que “es oportuno instar a todas las jurisdicciones, a considerar la posibilidad de reevaluar consignas o parámetros tenidos en cuenta oportunamente, ante estos fenómenos climáticos que superaron todas las previsiones y considerando que estas circunstancias pudieron no haber sido factibles de evaluar  al momento de elaborar los códigos”.

En el caso particular de La Plata, el municipio presentó la Ordenanza correspondiente a su COU en el año 2011, instancia en la que la Provincia lo convalidó solo parcialmente y objetó más de 30 artículos.

“Luego, una ONG planteó ante la justicia la invalidez de ese COU, terminando en la Corte Suprema provincial, que avaló que en el proceso de aprobación la Provincia impuso salvaguardas a los fines de evitar que se contraríen los patrones de ocupación e intensidad del suelo previstos en el marco legal vigente en la materia”, detalló.

En este marco, “el Municipio es quien debía revisar los conceptos que habían sido observados e inició el proceso de reacondicionamiento de estos ítems, que se encuentra actualmente en trámite”, recalcó y ponderó la iniciativa de La Matanza, “distrito que ha decidido encarar la tarea de modificación del COU con asesoramiento de la Universidad de Buenos Aires (UBA)”.