«ESCUELA, TANGO, CLUB» Rodolfo Mederos vuelve a su barrio y a su escuela

Rodolfo Mederos

El prestigioso bandoneonista se presentará en Hurlingham el 15 de abril. Lo hará con su orquesta en el Club Defensores y dictará talleres de tango para alumnos de la escuela Pizzurno.

 

Rodolfo Mederos volverá a la escuela donde hizo su primaria. El 15 de abril se presentará en la Escuela Primaria N° 2 Pablo Pizzurno, la ex escuela 10, en Sargento Gómez 1563. Allí junto a artistas de los talleres de educación del Municipio de Hurlingham realizará una exposición para los alumnos, los docentes y los padres de la escuela. Lo hará para los dos turnos, a las 10.30 y a las 13hs.  Además los alumnos harán también una presentación dedicada a la música ciudadana.

Después de la presentación de Mederos en la escuela, a la noche el bandoneonista se presentará con su orquesta típica en el Club Defensores, protagonizando un show junto a artistas locales como Livia Comerci, Julieta Sosa y Erlinda Rosa Lucero. El precio de la entrada al espectáculo de Mederos en el Club Defensores es de $ 10, y la totalidad de la recaudación es para la cooperadora de la escuela N° 2. Los organizadores aseguran que hay promesa de «bailongo».

Esta presentación de Mederos es el lanzamiento del Ciclo «Escuela, Tango, Club», que se desarrollará en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires a lo largo del año 2011, como por ejemplo en La Plata, Tigre, San Isidro, Mar Chiquita y el Municipio de la Costa, entre otros distritos. En todos los casos contará con el auspicio de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, y especialmente de la Dirección Provincial de Educación Primaria.

En esta primera presentación del ciclo, fue fundamental el aporte y el protagonismo en la organización de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Hurlingham a cargo de Julio Zapata.

«Escuela, Tango, Club» es un ciclo pensado para unir dos tradiciones esenciales en la vida de los barrios como es la escuela y el club, con la música argentina por excelencia como es el tango, como elemento aglitinador.

Un vecino de km 18

por Rody Rodriguez

Rodolfo Mederos se crió en Km. 18, vivió sus primeros años en una casita de la calle Alsina e hizo toda su primaria en la Escuela 10 (hoy Nro.2), la primera escuela del barrio. Por aquellos años ‘40, el Rodolfo de pantalones cortos soñaba con ser bioquímico, y había armado su «laboratorio» en el gallinero de su casa.

Fue en Km 18, en la casa de un vecino polaco que se topó por primera vez con un bandoneón. Tal vez fue amor a primera vista.  Por el trabajo de su padre (empleado ferroviario), Rodolfo  tuvo varias mudanzas, hasta que recaló en la ciudad de Córdoba, donde ya había empezado a destacarse tocando el bandoneón. Fue en Córdoba que se cruzó con Astor Piazzolla quien le sugirió (casi con caracter de orden) que se vaya a tocar a Buenos Aires, y para facilitar el arranque le prestó un bandoneón.

Mederos cumplió con la sugencia/orden a la perfección. Acompañó a Piazzolla, fue bandoneonista y arreglador de la orquesta de Osvaldo Pugliese, creo el grupo Generación 0, que revolucionó el tango en los año ‘70. Estuvo presente con su bandoneón en los orígenes del rock, acompañando a músicos como Luis Alberto Spinetta. También lo hizo con Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa, Luis Eduardo Aute, Alberto Cortez, Daniel Baremboin, entre otros.