Femicidio de General Rodríguez: dos detenidos

Aviso publicitario
banner moron

Un hombre y una mujer fueron detenidos hoy como acusados del femicidio de María Laura Cejas, a quien el domingo pasado hallaron golpeada, estrangulada y abusada sexualmente en un terreno baldío de la localidad bonaerense de General Rodríguez tras concurrir a una fiesta en una quinta, informaron fuentes policiales y judiciales.

En tanto, una tercera persona fue señalada por familiares de la víctima como quien llevó a Cejas a la fiesta y si bien por el momento no está imputada, los investigadores trataban de dar con su paradero para que declare al respecto.

Los voceros policiales y judiciales detallaron que el hombre y la mujer apresados, que son pareja, fueron atrapados en dos allanamientos de urgencia realizados por agentes de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno-General Rodríguez y de la comisaría 2da. de ese distrito por orden de la fiscal Alejandra Rodríguez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 del ese departamento judicial.

Los sospechosos fueron identificados como Emiliano de Jesús Orfei (50), quien fue aprehendido en un taller mecánico situado en la calle Zuviría al 1100, de San Miguel, mientras que su pareja, Rocío Martínez (25), fue detenida cuando salía del mismo lugar.

En ese taller, los pesquisas secuestraron un vehículo Volkswagen Gol color champagne, con pedido de captura de mayo de 2017, que fue captado por cámaras de seguridad cuando se detuvo en el lugar donde dos personas -que quedaron filmadas- descartaron el cuerpo de Cejas envuelto en un acolchado.

Ante la sospecha de que esas dos personas eran Orfei y Martínez, la fiscal les tomará mañana declaración indagatoria en el marco de la causa por «homicidio criminis causae, habiendo sido ejecutado por un hombre resultando la víctima una mujer y mediando violencia de género en concurso ideal con abuso sexual agravado por acceso carnal seguido de muerte», delito que prevé una pena de prisión perpetua.

Durante el allanamiento de urgencia ordenado por la fiscal se incautaron, además, los teléfonos celulares de los sospechosos, que serán sometidos a peritajes.

El arresto de la pareja se produjo luego de que los pesquisas analizaran 72 cámaras de vigilancia, entre privadas y municipales, en las que se ve el paso de un Volkswagen Gol, que en un momento se estaciona donde fue descartado el cuerpo de la víctima, un terreno baldío ubicado junto a un desarmadero de autos, en la calle Amancay, entre El Zorzal y El Sauce, del barrio Pico Rojo de la localidad de General Rodríguez.

Al ser detenida, la mujer dijo que Cejas fue a la quinta en la que ella se encontraba con su pareja y el padre de éste, que en un momento la víctima se tiró a la pileta y murió, y que ellos solo «descartaron el cuerpo», según contó a Télam un vocero vinculado a la causa que consideró «poco creíble» esa versión que, aclaró, que por tratarse de una manifestación que hizo ante la policía y no la justicia no tiene validez legal.

Por su parte, los investigadores continúan analizando las cámaras de seguridad y tomando testimonios a familiares y conocidos de la víctima para establecer el vínculo entre ella y sus atacantes y si alguna otra persona participó del femicidio.

Por su parte, Karina Cejas, hermana de la víctima, dijo esta mañana a Télam que María Laura (37) fue invitada a un asado por un amigo llamado Martín, cuyo paradero es por el momento desconocido.

«Martin la pasó a buscar y la llevó a su casa de Moreno, que tiene pileta, para comer un asado. Iba a llevar a mi sobrina pero ella no quiso. Vino a buscarla en una (camioneta) Fiorino azul», aseguró la mujer, quien consideró que ese amigo de su hermana «tiene algo que ver» y desde que ocurrió el crimen «está escondido debajo de la tierra, prófugo».

«Él le había pegado a mi hermana varias veces. Él quería salir con mi hermana, nunca fue su novia, eran amigos. Se conocían hacía 20 años», explicó la mujer y añadió: «Quiero que aparezca Martín, él se la llevó. No se si fue engañada, pero el que la buscó fue él.»

Voceros judiciales confirmaron que a raíz de la declaración de la hermana y de otros familiares de la víctima, los pesquisa trabajan para localizar a ese hombre, aunque aclararon que por el momento no hay ningún pedido de captura ni está imputado en la causa.

En tanto, en las últimas horas, llegó a manos de la fiscal del caso, los resultados preliminares de la autopsia realizada al cuerpo de Cejas, que indican que la muerte «se produjo en forma mediata y con periodo agónico».

En el mismo estudio forense, practicado en la morgue de General Rodríguez, se determinó que la mujer fue sufrió «asfixia mecánica por compresión extrínseca cervical» y que presentaba «múltiples lesiones contusas, con predominio en miembros superiores, inferiores abdomen y cabeza».

También se estableció que fue abusada sexualmente y que, de acuerdo a la mecánica del hecho, el ataque fue cometido por dos o más personas y la víctima no presentaba signos de haberse defendido, añadieron las fuentes.

A su vez, la fiscal Rodríguez aguarda los peritajes complementarios de ADN para saber si existe material genético de una tercera persona, además de los resultados para conocer si ingirió alguna droga o alcohol de manera involuntaria.

«Tenía rastros de haber estado varias horas dentro del auto», confió un pesquisa.

El cuerpo de Cejas fue hallado el domingo cerca de las 16 en envuelto en un acolchado, atado con una soga y vestido con una bikini.

La mujer fue reconocida por los tatuajes y un piercing que llevaba en el lado derecho de la nariz por su hermana.

Cejas vivía en el barrio porteño de Villa Urquiza, trabajaba como vendedora ambulante y era madre de una joven de 19 años y de una niña de 11.

 

(Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463).

DEJA UNA RESPUESTA