En Encuentro Nacional de Mujeres participaron por primera vez mujeres militares

BUENOS AIRES Una delegación de mujeres de las Fuerzas Armadas participó por primera vez, por iniciativa del Ministerio de Defensa, del último Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), donde compartieron su realidad profesional y su condición de «jefas de hogar y trabajadoras».
«Estamos derribando estereotipos, no somos bichos raros. Tenemos la misma realidad que las otras compañeras que participan en los encuentros, con algunas particularidades de nuestra profesión», afirmó Luz Perdomo, mayor auditora de la Secretaría General del Ejército.
Perdomo, que también es abogada, dijo que ya había participado en los ENM realizados en Bariloche y Posadas, y explicó que este año «hubo una decisión ministerial, impulsada por la Dirección de Políticas de Género» que posibilitó que viajaran a San Juan diez mujeres del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea.
«Algunas participantes se sorprendieron cuando contamos que tenemos una dependencia de género, que existe desde 2009 y todo lo que hacemos», dijo la teniente de navío, Valeria Longo, a cargo de la Oficina de Género de la Armada.
La teniente, también abogada, realizó su primera experiencia en San Juan, en un ENM, al igual que la suboficial principal de la Fuerza Aérea Blanca María Díaz, quien reconoció su sorpresa por algunos cuestionamientos que surgieron en el taller Mujer y Género del cual participó.
«En la sociedad las mujeres ocupamos distintos roles, por eso me llamó la atención que algunas compañeras hayan cuestionado mi vocación militar o el hecho de que se aborden temas de género en mi fuerza», relató.
Perdomo recordó que cuando fue al primer Encuentro «se debatió si yo podía participar o no, y ahora, que ya fui al tercero, me tocó trabajar con una mujer cuyo marido está desaparecido, y participé del taller Mujer, poder y política, y de la marcha final con una remera con la inscripción `ejército`», por lo que «vamos cambiando, rompiendo estereotipos».
En ese sentido, Díaz resaltó que los cambios sociales «están en marcha, y eso involucra también a las militares».
«Hace 33 años que estoy en la Fuerza Aérea, soy una de las más antiguas y estoy viendo las transformaciones que se han generado en los últimos años para las mujeres, que eran impensables cuando yo ingresé», afirmó.
Todas destacaron que «más que representar a una institución, nosotras representamos a nuestras compañeras, tanto en lo que hace a nuestra profesión, como en cuestiones básicas que son comunes a las mujeres».
En este sentido, Perdomo destacó la temática del aborto y los derechos sexuales y reproductivos, al señalar «el tema me importa mucho, además de que soy jefa de hogar y laburante».
Resaltó que Argentina «es pionera» en relación a las políticas y acciones de género realizadas dentro de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, donde «tenemos la normativa más evolucionada, incluso más que España o Chile que habían comenzado un proceso pero Argentina descolló».
Las tres militares, y muchas de sus compañeras, realizan procesos «constantes» de capacitación interna, incluida una diplomatura en género, y también comparten su experiencia con pares de países latinoamericanos.
La mayor Perdomo resaltó que en el acta del taller del cual formó parte en el último ENM «se asentó que en el próximo encuentro vamos a tener un espacio para mujeres de fuerzas armadas y de seguridad».
Sus colegas se sumaron al deseo de continuar participando de los Encuentros Nacionales de Mujeres «para seguir construyendo juntas este camino sin retorno por la igualdad», manifestaron.
En las tres fuerzas funcionan oficinas de género y también de asistencia a víctimas de violencia en distintas dependencias que pueden consultarse en ttp:\\www.mindef.gov.ar\mindef_equidad_genero\index.html