Sergio Maldonado: “De Macri no recibimos ni un llamado”

    CHUBUT- Sergio Maldonado sostuvo que la familia no pierde la esperanza de encontrar con vida a su hermano al cumplirse 70 días de su desaparición forzada cuando participaba de un reclamo junto a la comunidad mapuche en la ruta 40 luego de una brutal represión de la Gendarmería. «De Macri no recibimos ni un llamado», aseguró.

    Luego de 70 días sin avances de la Justicia ni el Gobierno por medio de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, Sergio Maldonado resaltó que tiene «esperanza» de encontrar con vida a su hermano Santiago y señaló que lo tiene presente «todo el tiempo».

    «Mi vieja lo espera a Santiago vivo todos los días, por eso todavía tengo esperanza», afirmó Maldonado, quien indicó: «su imagen la tengo presente todo el tiempo, no la puedo sacar de mi cabeza». En declaraciones a FM Blue, el hermano del joven desaparecido insistió en que la familia no recibió «ni un llamado» del presidente Mauricio Macri.

    «Muchas veces me quiebro y lloro cuando recuerdo cosas de Santiago, lo uso como terapia», explicó el familiar del joven desaparecido. Además agregó que «por la diferencia de edad para mi Santiago sigue siendo un nene, pero ya es un hombre de 28 años».

    «Santiago es muy solidario, le pasó lo que le pasó por solidarizarse con una causa», consideró también Sergio Maldonado al recordar a su hermano.

    Por su parte la Ministra de Seguridad criticó el duro informe del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU y señaló que ese organismo debería «tener la voz no sólo de un grupo que puede tener intereses políticos en el caso, sino la voz de todos».

    Bullrich, manifestó también  que se trata de «una causa que tiene aún muy pocos días» y pidió «darle tiempo a la Justicia».

    En comunicación con Radio Mitre, la funcionaria rechazó el informe del Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas y anticipó que presentará «toda la información veraz de lo que está sucediendo». En el documento, el organismo de la ONU le exigió al Gobierno argentino que explique por qué se esperó «más de un mes para tomar en cuenta todas las hipótesis investigativas disponibles y relevantes». Además, pidió  “esclarecer de forma prioritaria la participación de Gendarmería en los hechos, y en caso de demostrarse, establecer y sancionar a sus responsabilidades».

    El informe del Comité se centró también en las declaraciones de los funcionarios nacionales e hizo foco en una de la Ministra de Seguridad, formulada el 18 de agosto, en la que manifestó que no había testimonios en los cuales se asegure que Santiago Maldonado había estado en el corte de la ruta 40 el 1 de agosto. Al respecto, el organismo de Naciones Unidas sostuvo que «estas posiciones e hipótesis fueron presentadas en forma pública antes de que se haya realizado una investigación exhaustiva e integral de los hechos, y en particular, del proceder de la Gendarmería”. Como resultado de esta situación, el posible involucramiento de los uniformados “fue integrado como hipótesis de investigación seria más de un mes después de la desaparición del señor Maldonado».

    Al respecto, Bullrich sostuvo que le «gustaría que el Comité de las Naciones Unidas pueda acceder a la información. Nosotros tenemos información completa de todo lo que hizo el Estado nacional, los avances de la Justicia, de todo lo que se ha hecho desde el primer día». Además, agregó que desde ese organismo «dicen un montón de cosas, que la Gendarmería está en la investigación, cosa que no es verdad; que hay una filtración a la prensa de parte nuestra, cuando no tenemos acceso a la causa. Las Naciones Unidas deben tener la voz no sólo de un grupo que puede tener intereses políticos en el caso, sino la voz de todos».

    En esta línea, informó que se comunicará con el Ministro de Justicia, Germán Garavano, para plantear la postura del Gobierno ante el pronunciamiento: «En un caso de esta importancia el Estado argentino debe tener la posibilidad de acercar toda la información veraz de lo que está sucediendo».

    No está para nada bien la relación del  gobierno argentino y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

    El titular del organismo dependiente de la OEA, Francisco Eguiguren, se hizo eco de los duros términos de la carta enviada al Poder Ejecutivo esta semana por el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU y aseguró: «Hoy estamos ante una situación de emergencia, grave, que hay que esclarecer».

    En diálogo con el programa El fin de la metáfora, que se emite por Radio 10, el máximo representante de la CIDH respondió también a las acusaciones efectuadas por el gobernador jujeño Gerardo Morales. En ese sentido, afirmó: «No somos burócratas ni vivo en Washington».

    «El tiempo transcurre y se espera que, a partir de la cautelar que emitimos por Santiago Maldonado, nos envíen información más concreta. Hemos dado un tiempo prudente para que la investigación avance», agregó.

    Volviendo al caso de Santiago Maldonado, insistió con la necesidad de reunirse simultáneamente con el Gobierno y la familia, encuentro que espera concretar el próximo 26 de octubre. «Al reunirnos presencialmente con las dos partes (el gobierno y la familia) podemos formarnos una opinión más clara», explicó.

    En cuanto a Milagro Sala, además de responder al gobernador Morales, Eguiguren señaló: «Vemos muy mal la revocación de la domiciliaria a Milagro Sala».

    En este sentido, concluyó: «Nos alarma mucho el retorno de Sala al penal. Pusieron en riesgo su estabilidad emocional y su vida. Esperamos que la instancia Suprema confirme el cumplimiento de nuestra cautelar».

    Provocación de integrante de Gendarmería a las Madres de Plaza de Mayo

    En el medio de las fuertes sospechas de la autoría de efectivos de Gendarmería en la desaparición del joven en Chubut, un nuevo episodio se puso en foco en los medios este fin de semana en Luján cuando un grupo de Madres de Plaza de Mayo recorrían la Basílica en el marco de la conmemoración por los 40 años del uso del pañuelo blanco, símbolo de la búsqueda de los desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.

    Según informó el medio local El Civismo, dos integrantes de la cuestionada fuerza de seguridad, señalada como responsable de la desaparición de Santiago Maldonado, intentaron impedir que un medio de prensa registrara en imágenes la visita que hizo Hebe de Bonafini al lugar. La dirigente ingresó al templo y dio la vuelta por detrás del santuario principal. “Estamos trabajando, ni se te ocurra tocar la cámara. No me vas a intimidar”, respondieron los trabajadores de prensa ante la actitud hostil de los agentes.

    En ese momento, algunas personas que acompañaban a las Madres mostraron los carteles por el reclamo de aparición con vida de Santiago Maldonado. “Síganlo buscándolo”, respondió uno de los gendarmes despectivamente cuando las personas le preguntaron por el joven que se encuentra desaparecido desde el 1 de agosto.

    Asimismo el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se refirió al caso Maldonado y aseguró que «el gobierno bajó todo el arsenal táctico para encubrir una desaparición forzada» a la vez que celebró el rumbo que tomó la causa desde que pasó a manos de Gustavo Lleral tras la recusación de Otranto.

    «Confío en el actual juez del caso Maldonado, se empiezan a hacer bien las cosas», dijo en declaraciones al programa radial Crónica Anunciada de FM La Patriada.

    Para Zaffaroni, «el gobierno tiene que reconocer los graves errores políticos del Ministerio de Seguridad» y consideró que «la época actual remite al revanchismo político de 1955» y que «la Justicia y el monopolio de medios alimenta el odio en la sociedad».

    Al ser consultado sobre la polémica detención de Milagro Sala consideró que «se le montó otra cárcel, no hubo prisión domiciliaria» y que es un caso en que «la Justicia perdió el pudor, son aberraciones jurídicas».

    Para el ex juez de la CSJ, «estamos viviendo en un Estado de Derecho degradado. El Ejecutivo maneja a los otros poderes» y aseguró que «la Corte Suprema tuvo sentencias regresivas, desprestigiándonos ante la comunidad internacional».

    «Hay una persecución a la Justicia, en particular a los jueces laboralistas y hay un montaje de un espectáculo judicial, que coincide con las elecciones» consideró.

     

     

    DEJA UNA RESPUESTA