Mujer murió infartada al ver que delincuentes atacaban a su familia

LANÚS- Una mujer murió infartada mientras que su hijo y su nieto resultaron heridos de bala en su casa del partido bonaerense de Lanús, al ser atacados por delincuentes que los sorprendieron cuando sacaban la basura.

Poco después de ocurrido el ataque, las autoridades detuvieron en las inmediaciones a un sospechoso de ser uno de los integrantes de la banda y continuaban la búsqueda del resto.

El hecho se registró cuando un hombre identificado como Silvio Martínez (36) se encontraba en su casa, ubicada en General Miller al 3200, en la localidad de Lanús Oeste, en el sur del conurbano bonaerense.

Según informaron los voceros, Martínez tomaba mate junto con su madre, llamada Rosa Asís (73), y su hijo, cuando decidieron salir a sacar la basura, abrieron la reja de acceso del frente de la vivienda y esto fue aprovechado por tres delincuentes armados para irrumpir en la propiedad.

«Todo hace pensar que se trata de un hecho de robo al voleo», aseguró esta mañana a la prensa reunida frente a la casa asaltada el titular de la Jefatura Departamental Lanús, el comisario mayor Claudio Blanco, quien agregó que, al ver a los ladrones, Martínez «se resiste y se genera una confrontación».

Al encontrar resistencia «los delincuentes se ponen en fuga y realizan varios disparos».

«Usaron una pistola de grueso calibre, posiblemente una calibre cuarenta y cinco», manifestó Blanco, y detalló que el dueño de casa resultó baleado «en una de sus piernas y en el tórax, como así también una herida leve el menor y también otra herida a la señora».

Los atacantes escaparon a pie sin alcanzar a concretar el robo, mientras que poco después llegaron al lugar efectivos de la comisaría de la zona y médicos de emergencias que trasladaron a los tres heridos al hospital Evita, de Lanús.

Allí, Rosa llegó con un disparo en uno de sus hombros que no revestía gravedad, aunque por el cuadro de fuerte crisis nerviosa que atravesaba tras lo vivido se descompensó y sufrió un infarto que le provocó la muerte.

Martínez, por su parte, llegó al centro asistencial con una herida de consideración en el abdomen, además de al menos un balazo más en una de sus piernas, fue operado y hoy permanecía internado a la espera de su evolución.

El chico sólo sufrió un roce de bala en una de sus piernas, por lo que recibió las curaciones de rigor y fue dado de alta horas después, dijeron las fuentes.

En tanto, al tomar conocimiento del hecho, las autoridades pusieron en marcha un rastrillaje y ubicaron a uno de los presuntos ladrones en la vía pública a unas tres cuadras de la casa de las víctimas, en Yerbal al 2800.

«Se genera un cerrojo, se logra la aprehensión de uno de los delincuentes en fuga por parte de personal de la Gendarmería Nacional que estaba recorriendo la zona con apoyo del personal del CPC», relató Blanco, y agregó que se trata de un «mayor de edad, de más de treinta años».

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 en turno del Departamento Judicial Lomas de Zamora.