Delfino: “Quiero debatir de cara a la gente con Zabaleta y con el Acuña que sea”

HURLINGHAM. Si los números de las elecciones generales del 27 de octubre tienen similitud a la de las PASO del 11 de agosto, Lucas Delfino, de Unidos por la Libertad y el Trabajo, ganaría una banca en el Concejo Deliberante de Hurlingham.

El primer candidato a concejal por el denarvaízmo, Lucas Delfino, manifestó su satisfacción por los resultados obtenidos y si bien reconoció que tenían “la expectativa de que Francisco de Narváez iba a sacar algunos puntos más”, señaló que el haber sacado más votos que el primer candidato a Diputado Nacional, “sirve para ganar confianza, para que se vea el mérito de la militancia, para valorar el trabajo que venimos realizando y eso nos pone muy contentos”.

Para Delfino ese corte de boleta que lo favoreció, demostró que “no es que estábamos colgados o especulamos con el arrastre de la figura de De Narváez, y se vio que algunos vecinos vieron en nosotros una buena opción en Hurlingham respecto a las otras listas”.

En declaraciones al programa Radio al Día, (FM Blog 94.1), el joven desarrollista, destacó que “el primer objetivo era romper el piso para poder entrar al Concejo y lo logramos. Si repetimos en octubre una elección como en las PASO, vamos a entrar al Concejo Deliberante”, auguró.

Lucas Delfino, de 29 años, es el primer candidato a Concejal del Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo. El pasado 11 de agosto, su lista obtuvo 10.681 votos, lo que implica el 10,29 % de los votos. Esos guarismos hacen que Delfino se entusiasme con la elección que viene. “Vamos a trabajar no solo para mantener lo que tenemos, si no para aumentar nuestros votos. Tenemos que redoblar esfuerzos para llegar adonde no llegamos y para que la gente nos conozca” y supone que para conseguir ese incremento de votos debe trabajarse con los electores que votaron en blanco o cortaron boleta.

En ese sentido y al hacer un análisis de la política local, Delfino considera que “es una lástima que Integración Vecinal no sea una opción en estas elecciones. Fue una fuerza importante, con gente muy honesta, que llegó a tener cuatro concejales, que aportaron mucho a la comunidad y todos han trabajado muy bien. Muchos que formaban parte de Integración Vecinal nos votaron y nos alientan para seguir adelante”.

Delfino descree de la posibilidad de que los candidatos del Frente Renovador y del Frente para la Victoria se lleven la mayoría de los votos en los comicios del 27 de octubre. “No creemos que haya polarización a nivel local, no veo ese peligro. Hay una gran parte del electorado que no se siente representado ni por Acuña -que ya lleva tres mandatos seguidos y está muy desgastado- ni por Juan Zabaleta” afirma.

Conciente que la candidatura de Sergio Massa debilitó el rol opositor de De Narváez y del sector que representa, el candidato local marcó diferencias.

“Massa es un candidato sin certezas, es un gran signo de interrogación. Es difícil creerle su rol opositor cuando durante 10 años acompañó las políticas del kirchnerismo. Y Acuña representa lo peor de Massa. Mientras en Tigre el caballito de batalla es la seguridad, con la instalación de miles de cámaras, acá en Hurlingham somos noticia todas las semanas por hechos de inseguridad. Estamos desprotegidos, y el municipio no tiene ninguna visión estratégica al respecto. Y mientras Massa habla de la renovación y de nuevos dirigentes, acá Acuña lleva tres mandatos con prácticas políticas que todos conocemos. Así que tenemos a Massa como un candidato poco confiable, con el que yo no me siento nada representado, y Acuña que dentro de ese esquema es el peor representante. Obviamente pertenecer a la lista de Sergio Massa lo ayudó a tener más votos. Fue milagroso para él”.

Esas diferencias, Delfino quiere plantearlas en un debate público. “Me encantaría tener un debate con Emiliano Acuña o con el Acuña que sea, por que no sabemos quien es el candidato del Frente Renovador, las pintadas y los carteles solo dicen Acuña. También quiero debatir con Juan Zabaleta, para poder plantear de cara a la gente, lo que pensamos, lo que queremos”

Lucas Delfino enaltece el valor del debate y también asegura que sería “muy bueno y muy sano para la democracia, que en diciembre entren varias fuerzas al Concejo Deliberante”.

Lucas Delfino, cuando era más joven aun y la política no era su principal actividad, se destacó como jugador de handball, llegando a jugar profesionalmente ese deporte en el Ascoli de Italia. Su padre, pese a no ser un referente de la política local, se destacó por ser un impulsor de la autonomía municipal cuando Hurlingham era parte del municipio de Morón.

Actualmente, es asesor de Rogelio Frigerio (nieto) en la Legislatura porteña y referente del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) en la provincia de Buenos Aires.