Liberan empresario secuestrado  tras un pago de 60 mil pesos

LANÚS- Un empresario fue secuestrado en Lanús cuando llegaba a su casa a bordo de su camioneta. Más tarde lo liberaron en Capital luego de que su hijo pagara 60 mil pesos

El hecho tuvo como víctima a un empresario de 61 años y el encargado de negociar con los captores y realizar el pago fue su hijo.

Todo se inició alrededor de las 19 de ayer cuando el hombre regresaba a su casa, ubicada en el cruce de las calles Ministro Brin y Gobernador Llavallol, de Lanús Oeste, en su camioneta Audi Q3.

Alonso contó en la denuncia que dos delincuentes armados lo interceptaron en la puerta del domicilio, se le subieron a la camioneta y se lo llevan cautivo.

«Lo que se había iniciado como una entradera derivó en un secuestro extorsivo», dijo a Télam un jefe policial que participa de la investigación.

Es que a unas 15 cuadras de su casa, Alonso fue traspasado de su vehículo a un auto del que no puede precisar marca y modelo pero sí que era un sedán de cuatro puertas y de color oscuro.

Los voceros contaron que desde ese vehículo y utilizando el smartphone de la propia víctima, la banda comenzó a realizar los llamados extorsivos a la familia.

Uno de los investigadores reveló a Télam que los secuestradores «amenazaron con asesinar a Alonso si llamaban a la policía», razón por la cual la familia, asustada, optó por no denunciar el hecho mientras estuvo cautiva la víctima y llevó adelante sola las negociaciones.

Un hijo de 28 años del empresario fue el interlocutor con el secuestrador que realizaba los llamados extorsivos y quien finalmente acordó un pago de 57.000 pesos y 400 dólares, lo que da un total de 63.000 pesos si se toma el valor del dólar a 15.

El pago del rescate fue realizado a las 21.15 en Capital Federal, en el cruce de la avenida Intendente Rabanal y Erezcano, en Nueva Pompeya, donde el hijo de la víctima dejó el dinero y a los pocos minutos los secuestradores liberaron a su padre.

Alonso y su hijo se dirigieron a la comisaría 1ra. de Lanús a denunciar el hecho, en lo que fue la primera intervención policial que hubo por el caso cuando el secuestro ya había concluido, por lo que no hubo chance de hacer intervenciones telefónicas, ni monitorear el pago, explicaron a Télam los investigadores.

Al tratarse de un secuestro extorsivo, la comisaría derivó la denuncia a los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Avellaneda, quienes le dieron intervención al titular de la Fiscalía Federal 2 de Lomas de Zamora, Sergio Mola.

La camioneta Audo Q3 de Alonso fue abandonada por los delincuentes y pudo ser localizada gracias al rastreo satelital y recuperada en General Pirán y Tuyuti, de Tapiales, partido de La Matanza.

El fiscal Mola ordenó que el vehículo sea peritado por la Policía Científica bonaerense en búsqueda de alguna huella o rastro que permita identificar a alguno de los delincuentes que estuvieron en el vehículo, ya que por el momento no hay ningún sospechoso identificado ni detenido.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA