Cerca de cien mil personas marcharon pidiendo trabajo a San Cayetano

LINIERS- Unas cien mil personas se movilizaron a la plaza de Mayo tras caminar unos diez kilómetros desde el barrio de Liniers en el marco de la marcha por «Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo». A la movilización, originalmente convocada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), junto a Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC), se sumaron en los últimos días dirigentes sindicales y políticos opositores con críticas al gobierno de Mauricio Macri.

La confederación CTEP encabezó la protesta que caminó a lo largo de 13 kilómetros por la avenida Rivadavia para pedir, entre otras cuestiones, un “Salario Universal Complementario” para los trabajadores de la economía popular y la declaración de la Emergencia Social en el Congreso Nacional.

Cerca de Plaza de Mayo los integrantes de las  organizaciones que habían cocinado guiso en ollas que revolvían con palos de madera y cientos de choripanes que asaron en parrillas sobre la calle Yrigoyen recibieron a las miles de personas que se acercaban

Los organizadores explicaron que con esta movilización bucaban «la unidad de todos los trabajadores» para darle difusión a una «agenda de los más pobres» para construir «una sociedad más igualitaria, sin esclavos, ni excluidos».

Víctor Santa María, del SUTERH, Sergio Palazzo, de La Bancaria, Hugo Yasky, de la CTA de los Trabajadores, Roberto Baradel, de Suteba, Eduardo Lòpez, de UTE, y legisladores Jorge Taiana (Parlasur) y el bonaerense Fernando «Chino» Navarro acompañaron desde temprano a la protesta con duras críticas al macrismo.

Asimismo, participaron el legislador porteño Gustavo Vera -quien defendió las consignas del papa Francisco para reclamar Trabajo, Techo y Tierra- y los dirigentes del Movimiento Evita, Emilio Pérsicco, y de Libres del Sur, Jorge Ceballos, además del ex juez de la Corte, Raúl Eugenio Zaffaroni, y agrupaciones universitarias.

Taiana denunció «la difícil situación que atraviesa la economía popular» que «está compuesta por aquellos que se buscan su propio puesto de trabajo». «Sabemos que lo primero que se cae cuando hay recesión económica es la changa», completó.

En tanto, el titular de la CTA, Hugo Yasky, explicó que participaba de la marcha «acompañando a las organizaciones de los trabajadores informales» donde «creemos que es importante la presencia de los compañeros de la CGT y CTA» para expresar «un momento de unidad del campo popular». Por su parte, el jefe del gremio bancario, Sergio Palazzo, a su vez, apuntó que el de Macri era «un gobierno para los ricos que se está olvidando de los trabajadores».

El acto en Plaza de Mayo fue cerrado por tres oradores, Esteban Castro, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular; Amancay Aradura, de la Corriente Clasista y Daniel Menéndez, de Barrios de Pie. Los tres lanzaron fuertes críticas al gobierno.

Los oradores reclamaron «un salario universal complementario» y la declaración de la «emergencia social». A su vez, Castro resaltó la figura del papa Francisco, a quien definió como «el Papa compañero, quien nos dijo que había que hacer la reforma agraria cuando estuvimos en el Vaticano».

Además, rescataron la figura del ex secretario general de la CGT Saúl Ubaldini y pidieron por la libertad de la dirigente social Milagro Sala. Sobre el final, los manifestantes entonaron el himno nacional y así dio comienzo a un festival donde actuaron Liliana Herrero, Arbolito y Los Cantores del Alba, entre otros.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA