La nieta recuperada era hija de un matrimonio secuestrado en Haedo

Laura Reinhold Siver, la hija de dos militares de montoneros desaparecidos durante la dictadura recuperó su identidad tras realizarse el análisis en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y se convirtió en la nieta 105 recuperada gracias al trabajo realizado por la Fundación Abuelas de Plaza de Mayo.
En conferencia de prensa en la sede de Abuelas, la titular de la asociación, Estela de Carlotto señaló que «fue Laura la que se acercó a Abuelas» y destacó que las restituciones «son posibles por la cooperación entre nuestra organización, los sobrevivientes de los centros clandestinos y el Estado».
Según se pudo saber, Laura es hija de Susana Siver y Marcelo Reinhold, ambos militantes de la organización Montoneros que fueron secuestrados el 14 de agosto de 1977 en Haedo. Por entonces Susana estaba embarazada de cuatro meses, y en febrero de 1978 fue llevada al Hospital Naval porteño, donde, por cesárea, nació Laura.
Los padres de la joven, Susana y Marcelo, habían sido militantes de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), afín a la organización Montoneros, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y luego militaron en la agrupación guerrillera. Trabajaban en un estudio jurídico y una fábrica, respectivamente.
Al ser secuestrados fueron llevado al centro clandestino de detención que funcionó dentro de la ESMA, Susana para esa época cursaba su cuarto mes de embarazo y pudo saberse que su marido, Marcelo fue «trasladado, o sea eliminado mediante los «vuelos de la muerte» que arrojaban prisioneros vivos al mar, en tanto Susana siguió recluida en la zona reservada a las parturientas». En febrero de 1978, la mujer fue trasladada al Hospital Naval y allí «dio a luz a una nena rubia. Alcanzó a amamantar a Laura y a estar con ella unos quince días. Las compañeras de cautiverio de Susana recuerdan que Laura era muy pequeña y por eso la llamaban «Lauchita»»
Como a muchos de los bebés de la época aparentemente Laura fue entregada luego en un trámite de adopción ilegal
Las Abuelas explicaron que «Laura, que siempre tuvo dudas sobre su identidad, en junio de este año, accedió a realizarse voluntariamente los análisis de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos». El 2 de agosto pasado el banco informó que la joven concluye en un 99,9 % por ciento con la familia Reinhold-Siver.
Explicó que la joven se realizó de manera voluntaria el análisis de ADN para develar las dudas sobre su identidad, y deseó que su caso ‘sirva para conmover a aquellos que todavía no saben qué hacer’.
De Carlotto consideró que llegar a 105 nietos recuperados ‘es un número que nos da la dimensión de los logros’ de las Abuelas de Plaza de Mayo, organización nacida en 1978 por mujeres que buscaban a sus hijas secuestradas y sus nietos.
Además el caso de la nieta 105, es uno de los 34, por los cuales se esta llevando adelante la causa “Plan Sistemático de robos de bebes”.