Las várices afectan al 55% de las mujeres y 45% de los hombres

 

BUENOS AIRES- Mediante el decreto 49/2014 las várices han sido incluidas entre las afecciones que deben cubrir las ART. Se agravan por estar mucho de pie, por el sedentarismo y la obesidad

En el marco de la Ley de Reparación de los Daños de los Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, el Ministerio de Trabajo incluyó a las várices en las afecciones que deben cubrir las ART, dando margen legal a un problema de salud laboral serio y creciente, que afecta a ambos sexos.

El flebólogo e investigador Dr. Miguel Ángel Gramajo Booth, pionero en los procedimientos de recuperación funcional sin extirpación, explica: “las actividades laborales que obligan a estar mucho tiempo de pie como la docencia, atención en ventas, guardia o agente en las fuerzas de seguridad, son factores muy importantes que pueden agravar a hombres o mujeres por igual. También el sedentarismo (común en quienes realizan trabajos de escritorio y oficina), y la obesidad suben el riesgo”.

Hoy en día, cuando se destaca la importancia de la medicina preventiva y la atención precoz de los problemas de salud como claves de una mejor calidad de vida, se recomienda concurrir al flebólogo ante los primeros síntomas. Detrás de todo esto no hay sólo un problema estético.

En cuanto a los tratamientos para aquellos casos en los que ya las várices causan deterioro de la circulación y hay síntomas, hoy en día ya no es necesario llegar a cirugías de largos postoperatorios o a tratamientos esclerosantes que deben anular la función de la vena enferma. El método más novedoso de tratamiento de várices aún grandes y estado avanzado es la flebología restaurativa, que consiste en inyectar directamente en la luz de la vena una serie de sustancias que devuelven funcionalidad al vaso sanguíneo.

Este tratamiento – explica el Dr. Gramajo Booth –  es además  altamente eficaz y rápido en los problemas venosos menores, como aquellas pequeñas várices o varicosidades y las telangiectasias (arañitas) que son de predominio neto femenino en una proporción de 4/1, ya que dependen más del factor hormonal femenino y es por eso que, ya sea por embarazo o toma de anticonceptivos, suelen comenzar o agravar el cuadro.

 

Dr. Miguel Ángel Gramajo Booth, médico flebólogo universitario con experiencia de 30 años en su especialidad. Orador en numerosos congresos nacionales y extranjeros. Miembro del American College of Phlebology. Creador del equipo Phlebomaster X-100 y del método de electroperfusión oscilante. Pionero en los procedimientos de recuperación funcional sin extirpación. www.nuevaflebologia.com.ar

 

Centro Flebológico Dr. Gramajo Booth: Tte. Gral Perón 1457, Piso 3 dto. 30, CABA, teléfonos: 011- 4373- 4968 y 4372-276.