Sileoni presentó sistema de evaluación educativa

BUENOS AIRES- El Ministerio de Educación presentó un nuevo sistema de evaluación educativa que no tendrá como meta sancionar ni culpabilizar «sino colaborar para que los chicos aprendan más y mejor» con una evaluación institucional participativa para los tres niveles de enseñanza.
«No se busca culpabilizar o sancionar ni se tiene como meta la competividad entre escuelas, sino lo colaborativo en función de lograr que todos los chicos aprendan más y mejor» sostuvieron hoy las autoridades educativas reunidas en el Palacio Sarmiento.
El Plan, que comenzará a mitad de año, «permitirá obtener una información cuanti-cualitativa para el seguimiento de las políticas educativas a nivel del sistema, las instituciones y las aulas».
«Creemos que el rendimiento en los aprendizajes es importante pero es sólo un aspecto de la calidad educativa, por eso ponemos en marcha un plan colaborativo que apunta a una verdadera mejora de la educación», dijo el ministro Alberto Sileoni.
El ministro definió a la evaluación «como un instrumento para la responsabilidad, no para echar culpas» y descartó todo carácter punitivo del plan, «cuya meta es mejorar la educación para un país más justo».
Jardines de infantes de seis provincias argentinas participarán a partir de mitad de año de una Evaluación Institucional Participativa sobre el tiempo escolar, el espacio y los modos de organizar la enseñanza y las prácticas educativas.
El nivel primario continuará con el Operativo Nacional de Evaluación (ONE) 2013, que este año medirá los aprendizajes en matemática, lengua, ciencias naturales y sociales de 270.000 alumnos de 3º y 6º grados de 3.000 escuelas de todo el país.
Además, los alumnos de 51 escuelas de 3º y 6º grado participarán este año del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo de Aprendizajes (TERCE) que organiza la UNESCO y evalúa matemática, ciencias naturales y lengua.
Como el nivel inicial, el primario también tendrá su prueba para evaluar los modos en que la escuela enseña, los acuerdos y condiciones y las trayectorias escolares.
Argentina «no discontinuará» su participación en las pruebas PISA, de la Organización Mundial para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), «porque el rendimiento escolar es importante y hay que medirlo», dijo Sileoni.
«Pero para nosotros -indicó- la calidad educativa tiene que ver con un vínculo entre los procesos y los resultados, algo que las agencias extranjeras no pueden medir».
El ministro señaló que en la última reunión del Mercosur Educativo «Argentina presentó observaciones metodológicas respecto a las pruebas estandarizadas, una postura que acompañaron Brasil y Uruguay».
«Hay diversas miradas sobre lo que debe ser una evaluación. Para nosotros una evaluación debe ser colaborativa, debe construirse desde la escuela y los mismos actores (alumnos, docentes) y debe ser conducida desde el Ministerio de la Nación y las provincias», explicó el ministro.
Sileoni expuso que «hay que seguir mejorando en matemáticas, lengua, ciencias naturales y ciencias sociales y también es necesario transmitir valores», pero advirtió que «la educación contempla otros aspectos».
«Para mejorar la calidad educativa también hay que poder mirar los procesos, cómo se utilizan los recursos, cómo se ponen en marcha los proyectos institucionales y los desempeños docentes en el marco de esos proyectos», apuntó.
Sileoni destacó además la creación de un nuevo índice de mejora (IMESA), que se aplicará sólo en el secundario y que evaluará el tiempo medio de culminación de estudios y la tasa de egreso, entre otros indicadores.
Como el primario, el nivel secundario continuará este año con el Operativo Nacional de Evaluación (ONE) 2013, que medirá el rendimiento en lengua, matemática, ciencias naturales y sociales de 60.000 alumnos de 2º y 3º año de 2.000 escuelas.
La prueba censal que se hará este año involucrará a 375.000 estudiantes del último año de la secundaria de 9.500 escuelas.
En 2014, el secundario tendrá su Evaluación Participativa que aplicará instrumentos cualitativos para promover mejoras pedagógicas.
En tanto, la evaluación en la formación docente busca actualizar los planes de estudio de los profesorados, meta que se pretende cumplir en 2013, en base a los resultados de la evaluación instrumentada en 2011 y 2012.
Para este año se prevé la puesta en marcha de una evaluación a los estudiantes de los profesorados de inicial y primaria de todo el país.
El plan recibirá el apoyo técnico de las universidades nacionales, el Instituto Nacional de Formación Docente (INFOD), la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) y la Secretaría de Políticas Universitarias, entre otras áreas.