La nieta recuperada se podrá reencontrar con su padre y sus hermanos

Estela de Carlotto dio los detalles sobre cómo se llegó a encontrar a esta mujer, hija de Norma, secuestrada embarazada de 8 meses, y de Carlos Alberto, quien estuvo presente en la conferencia junto a su hijo mayor y su hermano.

Estela de Carlotto leyó el comunicado de prensa confirmando la restitución de la nieta número 129, luego de una investigación a partir de una partida de nacimiento apócrifa e intensas tratativas para convencer a la mujer de realizarse los análisis de ADN, se llegó a la verdad.

Norma Síntora nació en Cruz del Eje, provincia de Córdoba, y conoció en la universidad de la capital cordobesa a Carlos Alberto Solsona, con quien tras algunos años de amistad formaron pareja, tuvieron a su primer hijo en 1976, Marcos. Carlos pudo viajar al exterior con Marcos y salvarse con el plan de reencontrarse con Norma fuera del país, pero no supo más de Norma.

Ambos compartían militancia en las organizaciones PRT-ERP y sus compañeros le decían Norma La Morocha», «Raquel», «Marta» o «La Turca». Fue secuestrada el 21 de mayo de 1977 en Moreno, provincia de Buenos Aires, embarazada de 8 meses, por lo que la mujer que ahora recupera su identidad habría nacido entre mayo y junio de ese año.

Pensaban llamar Pablo o Soledad al bebé que esperaban. 42 años después, Carlos Alberto podrá abrazar a su hija y ella conocer a sus hermanos y familiares de sangre, y así restituir la historia familiar arrancada por la represión de la dictadura cívico militar.

El 3 de agosto del año pasado las Abuelas restituyó al nieto 128, Marcos, hijo de Rosario del Carmen Ramos, secuestrada en Tucumán en 1976. “Hemos encontrado un chico que necesita amor”, había dicho entonces la titular de la Asociación, Estela de Carlotto. Marcos tenía cinco meses cuando había sido apropiado. “Para mí es la restitución del amor no vivido hace 42 años”, había expresado Camilo, uno de sus hermanos.

DEJA UNA RESPUESTA