Arranca el Comando de Patrulla en quince distritos bonaerenses

 

LA PLATA-  Quince municipios del Gran Buenos Aires y del interior se sumaron hoy al sistema de prevención denominado Comando de Patrulla Comunitaria (CPC) que ya funciona en otros doce distritos para mejorar la seguridad.

El ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, se reunió hoy con los jefes comunales de Avellaneda, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Berazategui, Esteban Echeverría, Malvinas Argentina, José C. Paz, Pilar, Campana, Zárate, Hurlingham, Berisso, Ensenada, Bahía Blanca y San Nicolás.

“Estamos planificando el lanzamiento del CPC que es una reedición del viejo Comando de Patrullas para que entre municipios y el ministerio por instrucción del gobernador salgamos a patrullar como corresponde las 1.050 cuadrículas o zonas del Conurbano”, explicó Granados tras el encuentro.

Sostuvo que “para eso, hacemos un trabajo y un control conjunto entre el municipio, el intendente y las autoridades del ministerio”.

Detalló que “muy pronto” comenzarán a funcionar los 12 CPC de La Plata, La Matanza, Florencio Varela, Lanús, Quilmes, Morón, Moreno, Tres de Febrero, San Martín, Vicente López, San Isidro y General Pueyrredón; y agregó que “en 20 días harán lo propio los CPC de los municipios cuyos intendentes vinieron hoy”.

Subrayó además el compromiso de los intendentes para controlar este sistema que busca “brindarle a los bonaerenses la seguridad que merecen” y aseguró que un director del ministerio y uno de cada municipio “trabajarán en forma mancomunada”.

Anticipó que “recién vamos a tener 10 mil nuevos efectivos el 13 de diciembre, cuando salgan egresados los cadetes que hoy están estudiando”.

“Estamos redistribuyendo personal y convocando a los retirados solamente para reemplazar a los policías en actividad que se encuentran en ministerios, juzgados y organismos oficiales”, afirmó y dijo que “esos policías retirados van a poder cobrar su jubilación normalmente, con un descuento del 10%, y una paga mensual de 8.500 pesos”.

Aclaró que “el personal retirado no va a ir a la calle o a patrullar” y graficó que “después de analizar su legajo, salud y edad, van a reemplazar a los que hoy están con armamento con un estado de salud espectacular en ministerios o puertas de los juzgados para salir a la calle”.

Tras la rúbrica del convenio, el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, ponderó la emergencia de seguridad dictada por Scioli y añadió que “el convenio que hoy firmamos es para mayor control sobre los policías que dicen que trabajan pero que no lo hacen”.

En tanto, el intendente de Berisso, Enrique Slezak, destacó que en su municipio “tenemos 400 policías, y 200 están con carpetas, por lo que ahora hay un incentivo de 3.500 pesos para subirse a un auto y eso es interesante”.

“Esta nueva modalidad va a patrullar y controlar. Es una nueva oportunidad”, sintetizó.

Con la instrumentación de los CPC, los efectivos policiales realizarán tareas preventivas sobre zonas de patrullaje las 24 horas en 42 municipios,, mediante una articulación entre los intendentes y las autoridades de la cartera, para así tener mayor presencia policial en las calles.

Los efectivos afectados al CPC surgen de la reasignación del personal que realizaban tareas administrativas en comisarías y en la sede ministerial, además de los efectivos que prestaban servicios en puestos fijos y edificios públicos, que serán reemplazados por el personal retirado convocado para reincorporarse a la fuerza.

Esta iniciativa reorganiza las tradicionales «cuadrículas» y las determina en «zonas», que contemplan un seguimiento satelital de cada móvil policial y el control de todas las cámaras de seguridad existentes en el distrito.

A la vez, concentran la operatividad del teléfono de emergencias 911.