La Comisaria de la Mujer integra la Mesa Distrital de Prevención de la Violencia

Comisaria, Marcela López

Estadísticas de organismos públicos y privados se-ñalan un alto grado de violencia en la sociedad actual. Esta violencia no siempre está vinculada a la inseguridad, entendida como los delitos que se producen tras un robo por ejemplo. Hay otra violencia relacionada con la crisis que se vive en vínculos familiares, la llamada violencia doméstica, que también ocupa un destacado espacio en las páginas policiales.

La Comisaría de la Mujer, es la que atiende especí-ficamente estos conflictos y para ello El Ciudadano dialogó con Marcela López, titular de la Comisaría de la Mujer de Hurlingham, quien habló, por ejemplo, del habitual maltrato de hombres a mujeres, del abandono de hogar por parte de chicos o hechos de violencia de hijos a padres o de padres a hijos.

–¿Hay una tendencia de jóvenes que maltratan a sus papás o son casos esporádicos?

–Tenemos chicos que pegan a los padres pero nunca con se acerca a la cantidad de denuncias contra hombres que le pegan a la mujer, lo que si ha crecido son las denuncias de hombres.

–Uno imagina que el hombre es más prejuicioso a la hora de hacer una denuncia por maltrato.

–No piense que es tan así. A nosotros no nos sorprende que venga un hombre a radicar una denuncia.

–¿Cuál es la diferencia entre la comisaría tradicional y la Comisaría de la Mujer?

–La Comisaría se maneja más con la Fiscalía y nosotros nos manejamos más con el Tribunal de Familia, con el Patronato, con el Cen-tro de Protección de los Derechos del Niño. Es más directo desde la comisaría común uno toma una denuncia por ejemplo una señora hizo una denuncia que la maltrataban a ella y a los hijos, nosotros le tomamos la denuncia, tratamos que salga de ese lugar porque si vuelve a la casa donde es agredida es como que no hemos solucionado mucho. Nosotros podemos administrar los medios para conseguirle un refugio, podemos administrar los medios para conseguirle un pasaje. Hace un año con todas las entidades que trabajan en Hurlingham, conformamos un grupo de personas que trabajamos para la gente que nos denominamos Mesa Distrital de Prevención de la Violencia y desde allí gestionamos y actuamos en situaciones de emergencia, por ejemplo podemos pagar dos o tres noches de alojamiento en un hotel, comprar medicamentos, calzados si salieron descalzos, todo lo que se les pueda ocurrir que pueda pasar en una situación de emergencia, luego todo se documenta.

–¿Cuando existe un caso de violencia que toma relevancia en los medios la gente se anima a denunciar más?

–Sí. Nos pasó cuando murió Wanda Tadei (que murió por las quemaduras provocadas por su esposo, el baterista de Callejeros). Esa semana tuvimos entre 15 y 20 denuncias de mujeres que habían sido amenazadas por los maridos y evidentemente la muerte de la chica les produjo como un clik, no tanto cuando la prendió fuego sino cuando se conoció que murió y las mismas personas decían vengo a denunciar porque no quiero que me pase como Wanda Tadei.

–¿En cuánto influye la condición social o cultural de la mujer agredida?

–Hemos visto gente de todos los ámbitos sociales.

–¿Si la mujer golpeada deja el domicilio por maltrato y él hace una denuncia por abandono de hogar, qué pasa en este caso?

–Primero hay que ver si están casados porque el abandono de hogar sólo se configuraría si las personas están ante la ley casadas, hay mucha gente que dice esto pero es hilar muy finito sobre el derecho.

–Usted comentaba que habían armado una red que puede ayudar a una persona que quiere del agresor con el que convive, ¿cuál es el tipo de ayuda que le pueden brindar?.

–Tenemos una red de trabajo y tenemos un bibliorato con la información de lugares posibles para alojamientos, la mayoría son transitorios, no son lugares para vivir pero en la emergencia dan una solución, tenemos contactos con organizaciones no gubernamentales, muchas dan cursos para que las personas puedan aprender algún oficio y salir del paso, también tenemos contactos para reinsertar a los chicos en la escuela, es como amplio el trabajo siempre depende mucho de la voluntad de la persona y que sostenga la decisión que es lo que más cuesta.

–Cuando hay menores y hay un marido golpeador, ¿la mujer puede pedir que el hombre se aleje de los chicos o tiene derecho a seguir viéndolos a pesar de ser violento y que los chicos tal vez corran riesgos?

–Lo que se trata de determinar en primera instancia es si la violencia está dirigida a la pareja o a los niños también, es común que se usen de rehén a los nenes, esto en realidad se les tiene que plantear a las dos partes. La separación es una primera solución y los chicos son la conexión que hace que se broten de nuevo porque empieza esto de ‘te lo llevo a la hora que quiero’, ‘si quiero te los devuelvo…’. Hay que hablar con las dos partes, porque en realidad no se le puede privar al papá salvo que haya habido una situación donde los chicos hayan estado realmente en riesgo.

-¿Cuándo hay maltrato psicológico hacia los chicos?

–Lo que se trata de hacer es que la mamá lleve a los chicos a hacer un tratamiento o bien se trata de arbitrar con la escuela a través del gabinete para que se preste más atención a ese chico.

 

DÓNDE BRINDAN ASISTENCIA

 

Comisaría de la Mujer

4662- 4200

Handel 1625

COF (departamento de fortalecimiento familiar)

4450-2498

Camargo 3376

Juzgado de Paz de Hurlingham

4662- 4532

Bolívar 2194

Asoc. Kichari Huasi

15-6587-0174

Villarroel 128

Asoc Civil El Resurgir

15- 6025- 0582

Horario de atención de 9.00 a 11.00 y de 18.00 a 21.00

Residencia de Trabajo Social Ángel Bo

4665- 7021

Lavalle y Potosí

Servicio Zonal Oeste

4489-1520

Gaona 4648