Plan Patagonia, marcha en contra del presidente y represión

RÍO NEGRO-  Mauricio Macri puso en marcha el Plan Patagonia, basado en el desarrollo de infraestructura y servicios en el Sur argentino. El proyecto tiene el mismo espíritu que el desconocido Plan Belgrano, el cual comanda José Cano pero que aún no se conocen obras oficiales.

El encuentro que se llevó a cabo en la Residencia de los Gobernadores, la cual tuvo como anfitrión al Gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck. Además se hicieron presentes los jefes provinciales de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Chubut, Mario das Neves; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, y de La Pampa, Carlos Verna, junto con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y su segundo en ese organismo, Mario Quintana.

Mario Das Neves, exigió en la previa del encuentro «una mirada más federal» por parte del Ejecutivo y se refirió a la discusión por coparticipación al señalar que como está la distribución ahora, «75 por ciento para la Nación y 25 por ciento para las provincias» no se pueden afrontar en el interior del país «los problemas de salud, educación, servicios»

Distinta fue la postura del gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, destacó que el objetivo del proyecto es «llevar adelante el debate, la planificación y el desarrollo de nuestra querida Patagonia», que es «una marca que distingue al país» y sostuvo que «cuando uno sale del país se habla de (Lionel) Messi, (Diego) Maradona, Vaca Muerta y la Patagonia».

Proyecto Patagonia represion

Con el «Plan Patagonia», el Gobierno apunta a que la Nación y las provincias converjan en objetivos y lleven a cabo programas para la resolución de las problemáticas más urgentes, como la creación de empleo y mejoras en las infraestructuras y la conectividad.

Por su parte,  el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sostuvo que el Proyecto Patagonia busca tener «una mirada a largo plazo» para la región que incluya el aprovechamiento de las potencialidades, haciendo foco «en mejoras concretas más que dar lugar a grandes planes retóricos».

En ese marco, trataron la visión estratégica sobre la región pero también cuestiones más coyunturales vinculadas a las economías regionales. Según explicaron en la conferencia, pautaron reuniones cada dos o tres meses con el Presidente Mauricio Macri para poder evaluar el Proyecto Patagónico. “No queremos otro plan retórico”, advirtió Frigerio sobre los objetivos del plan.

Frigerio planteó la necesidad de cambiar la mirada sobre la región: «La idea es pasar de una concepción basada en el conflicto, como había en el pasado, a otra más vinculada a las posibilidades”.

“El Estado convoca a un proyecto Patagonia para que el sector privado y las inversiones lleguen. Estamos muy contentos y satisfechos”, definió, a su turno, el gobernador de Río Negro, Alberto Edgardo Weretilneck.

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, se mostró a favor del encuentro pero relativizó la posibilidad de conseguir resultados: «Se ha marcado una metodología de trabajo, eso es bueno, pero hay que hablar con la verdad aun cuando sea la verdad relativa de cada uno. Dentro de la Patagonia hay muchas diferencias. Tenemos que generar trabajo, en esto coincidimos. Como primera reunión es buena pero nos queda un largo camino por delante para que la Patagonia deje de estar postergada. Que las diferencias políticas no obstruyan el desarrollo”

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, fue breve pero contundente y cerró: “Hoy pasamos de los papeles a la acción”.

Represión a miembros de ATE

Las protestas comenzaron en el aeropuerto Gobernador Castello, de la capital rionegrina, desde las 8 de la mañana el mismo se encontraba absolutamente sitiado por los trabajadores que se manifestaban en contra de las políticas aplicadas por el Gobierno de Macri. Allí detuvieron al secretario general y a varios militantes de ATE Río Negro.

Miembros de ATE se dirigieron a la principal vía de acceso al aeropuerto de la ciudad rionegrina para impedir su paso. Entre los detenidos está el titular de la central local, Rodolfo Aguiar.

Un grupo de trabajadores de  la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) fue reprimido cuando cortaba la principal vía de acceso al aeropuerto de Viedma,  donde se esperaba que llegue el presidente . Sin embargo, el mandatario tomó una ruta alternativa y la protesta terminó con detenidos.

Entre los apresados se encuentra el titular de ATE y CTA Río Negro, Rodolfo Aguiar. «Si no ponemos un freno a tiempo a este Gobierno, las empresas extranjeras nos van a dejar sin Provincia. Nos están saqueando los recursos, matando con el fracking y regalando todas nuestras tierras con enormes reservas de agua», había declarado el gremialista antes de su detención.

«Este día pasará a la historia como aquel en el que un presidente presentó en nuestra Capital el Proyecto ‘Entrega de la Patagonia», había dicho.

De hecho, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro bloqueó por la mañana el ingreso al aeropuerto de la ciudad de Viedma, en repudio a la visita del presidente y con la intención fallida de impedir la llegada a la ciudad del mandatario y miembros del gabinete.

 

DEJA UNA RESPUESTA