Preocupación de las empresas para hacer frente a los aguinaldos

 

 

 

Aunque el presidente Alberto Fernández declaró el jueves en conferencia de prensa que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) “no está pensado para pagar el aguinaldo”, las empresas insisten con el reclamo y creen que el gobierno va a terminar otorgando el beneficio negociación mediante.

 

Algo de eso se vio anteayer, cuando Fernández reiteró su postura pero abrió una puerta a la posibilidad de responder positivamente al reclamo.

 

Las firmas proponen alternativas como financiamiento a tasa cero. También consideran, con menos interés, pagarlo en cuotas. Pero el objetivo central es que la administración nacional lo piense mejor y largue la asistencia.

 

La impresión en el gobierno es que el tema “no está cerrado” y en voz baja reconocen que “se está pensando una vuelta de tuerca”, aunque no precisaron definiciones ni detalles sobre el plan oficial.

 

Por el lado de las empresas, el secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, adelantó que las gestiones del sector empezarán el lunes con funcionarios del gobierno y con el sindicato.

 

La meta principal es la ATP pero la CAC considera también pedir que se implemente el programa Repro. “Hay una apertura del sector a la economía pero en un relevamiento federal, el 50% de los socios nos dice que no puede pagar” el aguinaldo, señaló el empresario a Tiempo.

 

Por su parte, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) confió en las gestiones con distintos funcionarios del gobierno y señaló que los socios de la entidad mantienen la “esperanza” de recibir la ayuda.

 

El argumento de esta entidad es que “el aguinaldo es por definición salario; es el sueldo anual complementario”, planteó a este medio su vocero, Pedro Cascales, quien consideró “importante que continúe para las pymes de Capital y Gran Buenos Aires pero también para las del interior del país. Seguramente el presidente va a rever su posición”, agregó.

 

La ATP es la meta principal ya que no se devuelve. Pero como alternativa esperan un crédito a tasa cero sin injerencia de la banca “para evitar la reticencia que mostraron” desde el inicio de la crisis. La posibilidad de pagar en cuotas con fondos propios es la opción que las empresas prefieren evitar.

 

A paso firme

 

Fernández recibió en Olivos a importantes cuadros del gran empresariado el miércoles último. Se habló del devenir de la economía en el marco de la pandemia, pero también trascendió que el mandatario buscó transmitir tranquilidad sobre los avances de la negociación con los acreedores de la deuda.

 

El llamado Círculo Rojo sigue el tema de cerca y advierte que del resultado de la negociación dependerá el financiamiento de los negocios que vendrán. Desde otro punto de vista, la reunión significó también un avance de la dirigencia privada hacia la ocupación de lugares de mayor peso específico en la toma de las decisiones pospandemia. Una semana antes, un grupo de dirigentes del mismo calibre se reunió por teleconferencia con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

( Tiempo Argentino)

DEJA UNA RESPUESTA