Cristina Kircher se presentó ante la Justicia por el espionaje ilegal en Lomas de Zamora

Cristina Kirchner se presentó ante el juez Federico Villena para reconocer la autenticidad del material del espionaje ilegal en su contra. Acompañada por su abogado Carlos Beraldi, la vicepresidenta inauguró lo que será un largo desfile de las víctimas de los seguimientos encabezados por la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri. Horacio Rodríguez Larreta, fotografiado en forma clandestina junto a Emilio Monzó en un bar, fue citado para mañana. CFK aseguró que la causa judicial es “un verdadero e inédito escándalo” y responsabilizó directamente a Mauricio Macri por el espionaje, además de marcar la complicidad de la Corte Suprema en la difusión ilegal de escuchas de las que fue víctima y señalar el rol de los medios en el dispositivo de persecución.

 

La expresidenta difundió por Twitter un video en el que mostró su traslado hacia el tribunal federal de Lomas de Zamora. «A diferencia de cuando me citaba el juez Claudio Bonadío en Comodoro Py en causas armadas no me sigue ninguna moto», visibilizó CFK y recordó que en las convocatorias del fallecido magistrado «llegaron a trasmitir en vivo mis desplazamientos por la ciudad».

 

Tras ese pie, Cristina Kirchner ironizó: «Es raro que no lo hagan porque la causa judicial por la que que soy convocada es un verdadero e inédito escándalo.»

 

«La AFI que dependió en forma directa de Mauricio Macri utilizó a narcotraficantes para realizar atentados a funcionarios de su propio gobierno y seguimiento y espionaje político a opositores como a sus propios diregentes», sintetizó la vicepresidenta de qué se trata la causa a cargo de Villena y luego agregó: «Pensar que ese gobierno, el de Macri, le vendió a todos los que venían a combatir el narcotráfico. ¡Cuánta mentira y cuanto cinismo!»

 

La exmandataria dijo también que al enterarse del seguimiento desde la AFI macrista no pudo evitar recordar el caso de la difusión ilegal de las escuchas de sus conversaciones con Oscar Parrilli. «Pensé que la Corte iba a intervenir, pero nada de eso ocurrió», señaló CFK, para luego destacar que sus charlas se divulgaron durante meses por distintos medios sin que nadie hubiese hecho nada.

 

La expresidente añadió que si el máximo tribunal hubiese intervenido tal vez la causa que tramita Villena «no hubiese existido y un montón de ciudadanos y ciudadanas no hubiesen sido espiados, ni escuchados, ni sufrido atentados». «En fin, de aquellos lodos, estos barros», cerró su mensaje.

 

La causa judicial

En caso de reconocerse en las pruebas que se les exhibirán, Cristina Kirchner y los demás espiados podrán designar defensor y solicitar ser querellantes en la causa. De esta manera, en medio de la puja para que el expediente vaya a Comodoro Py, el juzgado de Lomas de Zamora le dará más volumen y contundencia a la investigación.

 

Originalmente la causa se abrió en el año 2018 por una banda de narcotráfico que operaba en Almirante Brown y Monte Grande. El jefe de la organización, Sergio Rodríguez, alias “Verdura”, cayó en febrero de este año. Cercado y con el fin de conseguir un beneficio en su situación procesal y la de su familia –también detenida– quiso declarar y aportar información. Ante el juez Villena, Verdura dijo que había sido reclutado por un abogado que pertenecía a la AFI para que hiciera algunos trabajos a cambio de protección. Ese abogado se llama Facundo Melo, hoy está imputado y es quien busca llevar la causa a los tribunales de Retiro, definición que está ahora en manos la Cámara Federal.

 

En el celular de Melo y a partir de varios allanamientos, el magistrado encontró una gran cantidad de imágenes, videos, archivos, audios y conversaciones que dan cuenta de un sinfín de maniobras de espionaje a dirigentes, organizaciones y personalidades de casi todos los ámbitos y de primerísima línea. Entre ellas, los ex presidentes Cristina Kirchner y Eduardo Duhalde; el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz; el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; el vice Diego Santilli; la ex gobernadora María Eugenia Vidal; el ex jefe de la bancada macrista en Diputados, Nicolás Massot; el ex titular del Ministerio de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo; Graciela Camaño; Luis Barrionuevo; Hugo Moyano y Florencia Kirchner entre otros. Todos/as ellos/as fueron citados a Lomas de Zamora para reconocerse entre el material probatorio, en una causa que está en secreto de sumario y que promete transformarse en una de las investigaciones más robustas sobre el espionaje macrista.

 

(Fuente Página 12)

DEJA UNA RESPUESTA