Agustín Rossi entregó actas de la dictadura a trabajadores de la CTA

 

BUENOS AIRES-  El ministro de Defensa, Agustín Rossi, entregó esta tarde a la Central de Trabajadores de Argentinos (CTA) que conduce Hugo Yasky, la copia impresa de las 280 actas de la dictadura cívico-militar halladas en el subsuelo del edificio Cóndor a fines del año pasado.

Rossi visitó  la CTA, acompañado por la secretaria de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa, Stella Segado, para hacer la entrega a la Mesa Nacional de la CTA.

En presencia del secretario general Hugo Yasky, Rossi señaló que el “objetivo básico” de la entrega de los documentos a la CTA y a las demás organizaciones que lo fueron recibiendo, es que “esa documentación esté al alcance de todos los argentinos”.

En ese sentido, explicó que a partir de la entrega de la documentación por parte del Jefe de la Fuerza Aérea “se construyeron tres herramientas” para la difusión de las actas.

El ministro destacó que la primera iniciativa fue el ordenamiento de más de 11.700 volúmenes documentales para que puedan ser consultadas en dos puestos de consulta.

El segundo eje fue la edición de las 280 actas que registran la totalidad de las reuniones que celebraron las Juntas Militares “que son entregadas a instituciones, organizaciones comprometidas con los Derechos Humanos y a gobernadores para que las destinen a las bibliotecas más importantes de las provincias”.

Finalmente, explicó que la tercera herramienta es la apertura de un portal (www.archivosabiertos.com) “en donde se pueden consultar todas las actas, al igual que la mayor parte de la documentación que se va cargando”.

Por su parte, Hugo Yasky calificó a la entrega de las actas como “una reivindicación histórica y acto de reparación” y opinó que es “una forma de reivindicar la lucha de quienes fueron asesinados”.

Acompañado por la totalidad de la conducción, entre los que se destacaban Victorio Paulón, Edgardo Depetri, Carlos Girotti, Roberto Baradel y Marcelo Frondizi, recordó que que la CTA fue la única entidad gremial “que participó aportando testimonios, denunciando las desapariciones y asesinatos de trabajadores” en el juicio que llevó adelante el juez Garzón en España.

El dirigente docente destacó al acto como “una nueva muestra de cambio de época” y reivindicó el compromiso del gobierno “que transformó a los Derechos Humanos en una política de Estado a través del juicio a los responsables”.

«Un enorme orgullo y agradecimiento, porque no se puedo construir el futuro del país sin memoria», agregó.

Durante la reunión previa a la conferencia de prensa, los dirigentes de CTA le transmitieron su preocupación al ministro por “el intento de imponer un debate sobre los supuestos beneficios de reimponer el servicio militar obligatorio para los pobres”, el cual rechazaron por “su carácter profundamente reaccionario”.

Al respecto, Rossi reiteró que ese debate “atrasa 20 años” y no se encuentra en sintonía “con la política de profesionalización de las Fuerzas Armadas”.

También opinó que desde el punto de la defensa nacional el servicio militar obligatorio es “una mala idea” y desde el punto de vista de las políticas sociales “es una mirada regresiva”.