La presidenta instó a los argentinos a «nunca más volver atrás”

CORDOBA- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner instó ayer a los argentinos a «nunca más volver atrás», y remarcó que «necesitamos seguir con fábricas abiertas, obreros con buenos salarios y gente que consuma», en el camino de reindustrialización del país y en un marco de inclusión social.
Cristina pronunció estos conceptos al dejar inaugurada la nueva planta industrial de la automotriz internacional Fiat en Córdoba, que estará destinada a la fabricación de maquinaria agrícola.
«Nos ha costado construir cada puesto de trabajo», dijo la mandataria, en contraposición con «lo fácil que resulta destruir ese puesto, basta que un gerente envíe un telegrama de despido, y para reconstruirlo demanda mucho esfuerzo».
«Por eso es importante que seamos inteligentes y sepamos que debemos seguir articulando intereses para seguir creciendo», sostuvo la Presidenta.
Afirmó que «en lugar de protestar» lo que el Gobierno hace «es arremangarse», juntarse «con empresarios y ver cómo seguimos creciendo y sostener el trabajo para todos los argentinos».
Cristina destacó que «los instrumentos macroeconómicos que le hemos dado a la República Argentina, no se registraban desde el primer y segundo gobierno de Juan Perón».
En esa línea, detalló las políticas de «desendeudamiento, el crecimiento de las reservas, el nivel de inclusión y los índices de cobertura previsional».
Resaltó la importancia de que las políticas del gobierno nacional se llevan adelante «no en un mundo con viento de cola, sino con viento de frente».
Cristina dijo que «esto que estamos inaugurando no es casualidad, es producto de las políticas públicas que hemos llevado adelante, que permiten que lo que se consume en la Argentina sea producido también en la Argentina».
También resaltó que «el gran compromiso es que vuelva a surgir la industria ferroviaria en la Argentina, especialmente» y «no estar dependiendo del transporte de carga» para «darle mayor competitividad» al comercio.
La Presidenta recordó además que ayer se cumplió el 94 aniversario del nacimiento de Eva Perón y en ese sentido señaló: «Abrir una planta para los trabajadores es el mejor regalo y homenaje para Eva Perón».
Cristina pidió «no matar a la gallina de los huevos de oro, esta tierra bendita que Dios nos dio» y recordó que decidió redireccionar derechos de exportación que antes quedaban en las cajas del Estado para producción triguera, que ahora van a ir a un fondo fiduciario y finalmente se le devolverá a cada productor su parte proporcional declarada.
Asimismo, llamó «a redoblar el esfuerzo, cambiar lo que haya que cambiar, profundizar lo hecho y seguir para adelante» y reafirmó que «el porvenir lo seguimos construyendo todos los días, no nos quedamos con lo hecho, vamos por más».
La jefa de Estado dijo estar «muy contenta porque no le ha ido solamente bien a Córdoba, le ha ido bien a todos el país».
«Es imposible que en una sociedad le vaya bien a unos poquitos si a otros le va mal», enfatizó la Presidenta.
Por último, recordó que el entonces presidente Néstor Kirchner decía que «el ministro de Economía voy a ser yo, porque para eso me eligen, para ser Presidente, para llevar la política institucional y la política económica que es la fundamental para el desarrollo de la industria y logar la inclusión social».