Las medidas de seguridad en la provincia y las opiniones de los funcionarios

 

BUENOS AIRES- El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Granados, aseguró que «la inseguridad es totalmente real» y subrayó la «agresividad extrema de los delincuentes».

En este marco, destacó la emergencia declarada por el gobernador Daniel Scioli en materia de seguridad y sostuvo que esa medida brindará la posibilidad de que la provincia cuente «en 90 días con 1.000 móviles» y «la convocatoria a personal retirado en forma obligatoria».

Así lo afirmó en declaraciones radiales, en las que indicó que no concibe otra manera de actuar en materia de seguridad «que no sea con la prevención» y sostuvo que eso se realiza con «gran presencia de efectivos en las calles».

«La inseguridad es totalmente real. Lo que noto es una agresividad extrema de los delincuentes. Pienso que con esta serie de medidas en principio administrativas, tomadas por el gobernador, vamos a tener la posibilidad de equiparnos de mejor manera y de reclutar más gente para poder enfrentar el delito, que es con una gran presencia en la calle», postuló Granados.

Por otro lado, el funcionario destacó «el profesionalismo» de los recién egresados de las escuelas de policía de la provincia de Buenos Aires y consignó que en diciembre de este año egresarán «otros 10 mil efectivos» que se sumarán a la tarea de prevención del delito.

En este sentido, indicó que la Policía de la Provincia de Buenos Aires llegará «a los 70 mil hombres» y destacó la importancia de «las policías locales, dirigidas por los intendentes, que tienen la posibilidad de que la provincia les garantice el sueldo de 15 mil hombres más».

Además, subrayó la «necesidad» y la «ayuda» de las fuerzas federales» que -indicó- «hoy por hoy se disminuyó algo su presencia pero siguen presentes en el conurbano».

Por su parte el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, remarcó que “más allá de las medidas de orden coyuntural que se tomen, seguiremos trabajando en las causas” que generan la inseguridad.

“Vamos a atender las demandas del Ejecutivo en materia de seguridad. Serán analizadas las medidas del gobernador (Daniel Scioli) y aportaremos en la dirección que el Ejecutivo marca”, anticipó Mariotto sobre el tratamiento legislativo que tendrá el paquete de medidas vinculadas a la justicia y la seguridad anunciadas por el mandatario provincial.

El vicegobernador dijo que “seguiremos trabajando en los causales de esto (la inseguridad), que tienen que ver con generar fuentes de trabajo y en la formación, para vincular a los trabajadores con la producción. Y una presencia más activa del Estado”.

“Debemos trabajar con muchísima institucionalidad, sin arrebatos que nos lleven a posiciones de coyuntura que seguramente responden a un interés de instalación mediática que no son una solución sino un problema después”, dijo Mariotto durante su programa “Gabriel camina provincia” que se emite por AM Provincia.

Enfatizó que “creemos que hay que subrayar la mayor institucionalidad posible, tanto en las fuerzas policiales como en el Ejecutivo, Poder Judicial y Legislativo”.

“Nosotros detectamos la falta de formación académica y universitaria durante la campaña electoral en nuestra provincia, y por eso es que nos pusimos a trabajar y hemos generado junto con 18 intendentes y las universidades nacionales la creación de los centros regionales, que deberán multiplicarse para seguir formando y capacitando a los ciudadanos”, agregó.

Mariotto dijo que “sin una educación integral no hay política de seguridad que pueda llegar a buen puerto” y subrayó que “por eso es que debemos discutir los ejes para sancionar una ley que en el marco de la Constitución Provincial establezca la educación como un servicio público esencial”.

Otro funcionario que habló del tema fue  el ministro de Infraestructura bonaerense, Alejandro Arlía, quien  aseguró que «estamos viviendo hechos salvajes, sanguinarios» frente a lo cual se plantea «un Estado activo y una sociedad unida como un mensaje contundente contra los delincuentes”.

“Hay que destacar la decisión del Gobernador Daniel Scioli que como siempre se pone al frente de los problemas, asume la responsabilidad y presenta medidas concretas, articuladas para dar un combate a la delincuencia”, explicó Arlía en declaraciones a Radio Provincia.

Arlía consideró que “el problema de la seguridad ciudadana es un problema público que no tiene que mezclarse con rencillas partidarias».

«Quiero resaltar algunas medidas que se han tomado como crear áreas específicas en el ministerio de Seguridad para combatir el delito del narcotráfico en su parte económica y se irá de lleno contra el mayor sustento que son las ganancias de quienes comercializan”, precisó.

El funcionario bonaerense explicó que «se van a reforzar las fiscalías con competencia criminal y facultar a los municipios para restringir horarios y zonas, para la circulación de motos con acompañantes”.

«Estamos viviendo algo que no necesariamente está vinculado a la falta de inclusión, sino que el delito va mutando y se ha recrudecido el nivel de violencia, donde ha llegado a niveles muy altos”, destacó.

Remarcó que «estamos viviendo hechos salvajes, sanguinarios» frente a lo cual se plantea «un Estado activo y una sociedad unida como un mensaje contundente contra los delincuentes».

Para finalizar, Arlía remarcó que «el gobernador Daniel Scioli nos pidió que estemos permanentemente en alerta y que entre todos vayamos viendo que aportes podemos hacer desde cada una de las áreas”.

Desde la Cámara de Diputados bonaerense otra de las voces que se pronunció en el tema fue  la del diputado  Guido Lorenzino (Frente para la Victoria)  que justificó  la decisión del gobernador Daniel Scioli de declarar la emergencia de seguridad debido a «la violencia que estamos viviendo todos estos días».

«En estas horas será convocado el Consejo de Seguridad porque es el ámbito donde todas las fuerzas políticas se expresan», afirmó.

Lorenzino, en declaraciones a Radio Provincia, explicó que el objetivo de ese Consejo es que «se junte mes a mes y vaya monitoreando esta situación de emergencia y cada una de las acciones que propone el gobernador (Daniel Scioli)».

Destacó que desde que asumió Scioli «se puso en la agenda pública el tema de la seguridad», pero reconoció que «la violencia que estamos viviendo todos estos días ameritaba» adoptar una decisión como la dispuesta por el gobernador al declarar la emergencia.

«Nos eligieron para que nos hagamos cargo del tema. Nos hicimos cargo siempre y proponemos que todos nos hagamos cargo», remarcó.

El legislador bonaerense del FpV explicó que «todos los poderes del Estado nos debemos comprometer: por eso el Consejo de Seguridad va a ser convocado en estas horas y ahí trabajaremos cada una de las propuestas y cada una de las iniciativas que puedan surgir de la oposición o de algún miembro del Poder Judicial porque no se trata de tener la verdad sobre el tema».

«Ponemos el tema arriba de la mesa para que todos aportemos soluciones y mejoras reales, que no van a ser mágicas pero que van a ir, día a día, mejorando la situación que vivimos», concluyó.

 

También el ex ministro de Seguridad y actual ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, aseguró  que «las armas y las drogas» constituyen «los dos problemas más grandes» vinculados con «la violencia y la criminalidad» en la provincia de Buenos Aires.

En ese marco, destacó el proyecto de reforma del Código Penal que diputados de la provincia de Buenos Aires presentarán en el Congreso Nacional, que busca la «unificación en un mismo criterio penal» de la «tenencia y la portación de armas» y de los «calibres civil o de guerra».

«Las armas y las drogas son los dos problemas más grandes que podemos definir en el marco de las situaciones de violencia y de criminalidad que hay en la provincia de Buenos Aires», sostuvo el ministro de Justicia bonaerense en declaraciones formuladas a radio Mitre.

Allí, señaló que la emergencia en materia de seguridad dispuesta el fin de semana por el gobernador Daniel Scioli «tiene varias medidas muy muy importantes, que son parte de las herramientas del Estado al servicio de la ciudadanía, con un gobierno activo y una sociedad unida».

«El gobernador Daniel Scioli promueve un acuerdo integral de todos los sectores políticos para dar batalla en la seguridad», postuló el funcionario, quien detalló que el Ejecutivo provincial estará enviando a la Legislatura «la próxima semana pliegos para la designación de más de diez fiscales nuevos».

Además, dijo que el gobierno provincial espera la «rápida» sanción por parte de la Legislatura bonaerense de un proyecto que crea «50 nuevas fiscalías exclusivamente para narcotráfico».

También, remarcó la iniciativa impulsada por el Ejecutivo bonaerense para que las «excarcelaciones sean decididas en audiencia oral y pública para que pueda haber control social y no sea un trámite exprés».

No quiso quedar afuera del tema tampoco  el diputado nacional de Unión Celeste y Blanca, Francisco De Narváez,  quien consideró  que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, «tomó la decisión correcta» al lanzar el fin de semana un plan de emergencia en materia de seguridad.

«El gobernador tomó la decisión correcta; tomó la decisión que tiene que tomar. Me parece mezquino aquellos dirigentes políticos que solamente se paran en la crítica en lugar de proponer. Lo que hay que hacer es proponer», dijo De Narváez en declaraciones formuladas esta mañana a radio La Red.

Agregó que «quienes más sufren la inseguridad y la delincuencia son las personas más humildes» y que «de ninguna manera se puede asociar a los pobres con la delincuencia».

«Tenemos que recuperar a una cantidad de jóvenes que se nos han quedado por el camino. La gente quiere laburar y que sus pibes estudien», consignó De Narváez.