Argentina se suma al Paro Internacional de Mujeres

Aviso publicitario
banner dia verde moron

BUENOS AIRES- En Argentina, el primer Paro Nacional de Mujeres se organizó vertiginosamente en octubre del año pasado tras la represión policial en el Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario y el atroz femicidio de Lucía Pérez en Mar del Plata. Una semana después, la medida de fuerza convocada por fuera de las estructuras sindicales logró un paro masivo durante una hora, seguido de una manifestación descomunal bajo la lluvia. Desde entonces, el objetivo fue ir por más: así se gestó el Paro Internacional de Mujeres, resignificando el Día de la Mujer que se conmemora cada 8 de marzo.

La adhesión se fue replicando en distintos países, hasta superar el medio centenar. Desde Tailandia hasta Chile, desde Polonia a Corea del Sur, de Uruguay a Puerto Rico, en distintos continentes y convocados en las más diversas lenguas, con exigencias locales y coyunturales pero también con consignas unificadas.

No sólo el #NiUnaMenos masificado desde Argentina para exigir un freno a los femicidios y la violencia de género. También, un reclamo contra la desigualdad de géneros en el plano económico, porque las crisis laborales afectan primero y más a las mujeres, porque ellas cobran menos salarios por iguales empleos que los hombres, porque quedan a cargo de tareas domésticas no reconocidas ni remuneradas.

“Paramos para detener nuestras tareas y también para darnos el tiempo de una toma de conciencia: le decimos basta a la violencia machista y la reconocemos también en las tramas económicas y sociales que nos agobian, nos empobrecen y coartan nuestras decisiones”, expresaron desde el Colectivo Ni Una Menos.

En este país, el proceso se organizó a través de asambleas que reunieron a movimientos sociales, organizaciones feministas, sindicales, fuerzas políticas, movimientos de la disidencia sexual, mujeres autoconvocadas, etc. Desde esos espacios se interpeló también a las fuerzas sindicales y políticas tradicionales, para buscar adhesión y cobertura para el paro de hoy.

La central obrera no convocó a la huelga de mujeres, por lo que en cada gremio y ámbito laboral se buscaron las estrategias y herramientas para llevar adelante la medida. El paro comienza hoy al mediodía, con un ruidazo, y se extiende hasta las 15. Luego, a las 17, habrá movilización desde Congreso hasta Plaza de Mayo.

Por su parte, la responsable del Frente de Mujeres del Movimiento Evita en la provincia de Buenos Aires, Daiana Anadón, indicó: «Vamos a representar a las excluidas, las precarizadas, las que no están incluidas en ningún sector».

Para la coordinadora nacional de las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), Raquel Vivanco, «hoy hay un recrudecimiento de la violencia contra la mujeres, en principio, porque nos organizamos, salimos a la calle y denunciamos, por lo que existe una falta de tolerancia hacia nuestro reclamo».

Según esta organización, durante el año pasado se cometieron 322 femicidios, lo que indica que hubo una muerte cada 30 horas; sin embargo este número se recrudeció en los dos primeros meses de este año en los que la Casa del Encuentro denunció un caso cada 18 horas.

Las organizadoras exigen políticas públicas y la aplicación integral del plan nacional contra la violencia de género, al advertir que las medidas que anuncia el Gobierno «están apuntadas a la creación de refugios sin tomar en cuenta la importancia de la prevención y la educación».

Las movilizaciones en Capital Federal

La huelga tendrá como actividades centrales el «ruidazo» que se realizará a las 12 en la calle y en los puestos de trabajo y la movilización del Congreso a Plaza de Mayo que se llevará a cabo a las 17 bajo la consigna «No Estamos Todas».

El paro de mujeres se replicará en países de América Latina, Centroamérica y Europa con medidas distintas, como el paro total durante una hora, movilizaciones, radios abiertas y expresiones artísticas.

DEJA UNA RESPUESTA