Se determinó que abusaron de Ángeles antes del crimen

 

BUENOS AIRES-  Angeles Rawson, la adolescente asesinada en junio pasado en el barrio porteño de Palermo, sufrió un abuso sexual sin penetración antes de que la mataran, según determinó hoy una nueva junta médica, informaron fuentes judiciales.

Esta conclusión fue entregada esta tarde al juez de la causa, Javier Feliciano Ríos, por los expertos que llegaron a la conclusión de que en el caso «hubo una agresión sexual» y luego «asfixia por un mecanismo mixto de estrangulamiento manual y sofocación» que derivó en la muerte de la chica.

Con este nuevo informe, aseguraron los voceros, el magistrado tiene previsto acusar al único detenido del caso, el portero Jorge Mangeri, por homicidio doblemente agravado por «femicidio» (cuando la víctima es una mujer y mediare violencia de género) y por «criminis causa» (cuando se mata para ocultar otro delito, en este caso el ataque sexual, y lograr la impunidad).

Los resultados de los análisis histopatológicos (la observación en microscopio de los tejidos) revelaron que las lesiones paragenitales que Angeles presentaba en la ingle y en los muslos fueron producidas cuando aún estaba con vida.

En cambio, creen que no hubo penetración por parte de su agresor porque las lesiones en la vulva son post mortem.

También detectaron que algunas fracturas de huesos se produjeron cuando aún estaba con vida, pero no todas las que había citado el forense que realizó la primera autopsia, Héctor Konopka, que en esta junta fue excluido por orden del juez.

Por eso, este punto será estudiado en mayor profundidad por el magistrado, dijeron las fuentes.

La junta médica, reunida en la sede del Cuerpo Médico Forense (CMF) y de la que participaron peritos oficiales y de parte, analizó los resultados de los estudios sobre 55 muestras de tejidos y huesos que fueron extraídas del cuerpo de Ángeles.

Con este nuevo informe, el juez Ríos tiene planeado ampliarle a Mangeri su declaración indagatoria, como le sugirió en septiembre la Sala VI de la Cámara del Crimen al confirmar el procesamiento y la prisión preventiva del portero.

Durante ese trámite, el juez Ríos volverá a imputarle al ex encargado del edificio de Ravignani 2360 un homicidio con pena de prisión perpetua, ya que ahora, por decisión de la Cámara, está preso por homicidio simple, con pena de 8 a 25 años de cárcel.

Marcelo Biondi, defensor de Mangeri, dijo  que aún no fue notificado oficialmente del resultado de la junta, pero que su perito le adelantó que «ya se sabía desde antes que las lesiones de muslo e ingle eran vitales».

«Pero el juez no las tuvo en cuenta cuando procesó a Mangeri y no tuvo por acreditado ningún móvil sexual», sostuvo Biondi y agregó que «también existen lesiones en la columna y en las costillas que nos llevan a la primera autopsia y a que murió en la compactadora».

Por otra parte, la Cámara del Crimen definirá en los próximos días si son válidos los estudios de ADN que incriminaron a Mangeri en el crimen, luego de una audiencia realizada hoy.

«No hubo contaminación (de las muestras), hay un agresor y una víctima, la víctima es Angeles Rawson y el agresor no es otro ni más ni menos que el señor Jorge Mangeri», dijo al término de la audiencia el abogado Pablo Lanusse, quien representa en la querella al padre de Angeles, Franklin Rawson.

En tanto, el padre de la víctima dijo que no le cabe «ninguna duda» de que el autor del crimen de su hija fue el portero.

Por su parte, Biondi consideró que si los camaristas dan por válidas las pruebas terminarían «avalando una práctica que es equivocada» y opinó que «el juzgado y la fiscalía actuantes están haciendo una valoración parcial» de la prueba.

El defensor dijo que «las muestras se contaminaron con un aerosol que se les coloca antes de amplificarlas» y citó el caso del ex jugador de fútbol americano O.J. Simpson, quien fue absuelto del crimen de su esposa y un amigo luego de que se cuestionara el hallazgo de su ADN en la escena del crimen.

«El ADN vuela por el aire y estando la sangre del imputado allí puede contaminarse. Si esto se acepta, vamos a ser el hazmerreír de toda la comunidad internacional en la materia», remarcó el abogado.

Angeles «Mumi» Rawson (16) desapareció el lunes 10 de junio cuando regresaba a su casa y al día siguiente, su cadáver fue hallado en el predio de la CEAMSE de José León Suárez.

Por el crimen fue detenido Mangeri, quien se autoincriminó cuando declaraba como testigo ante la fiscal del caso, María Paula Asaro.

Los estudios de ADN determinaron que había perfil genético del portero debajo de tres uñas de la mano derecha de Ángeles -con un 99,9 por ciento de precisión en el caso del dedo índice-, lo que sugiere que ella alcanzó a rasguñarlo en un intento de defensa.