En el Parque Centenario los dinosaurios juegan con los chicos

 

BUENOS AIRES-  El Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN), en Parque Centenario, mantendrá sus puertas abiertas el sábado hasta la madrugada del domingo en una nueva edición de La Noche de los Museos, con novedades como los Gigantes del Cuaternario, la muestra de Dinosaurios Ornitisquios y arte para los chicos.

«Los Museos no son una cosa obsoleta, antigua, decadente, sino instituciones científicas muy dinámicas y uno de los principales recursos que tiene el sistema científico para transferir conocimientos a la sociedad, usando descubrimientos y hallazgos como inspiradores para despertar vocaciones científicas jóvenes», el ornitólogo Pablo Tubaro, director del MACN.

El museo tiene esa función y «hoy en día hay una cierta tendencia a que la gente los tenga eclipsados por otras actividades más volcadas al entretenimiento o al show, tipo parque temáticos», dijo.

Pero hay gente que «se pierde por esa línea y no mira a los museos que ofrecen mucha más solidez y corrección en lo que se muestra, con el método científico que se aplica para llegar al nuevo conocimiento», observó.

Según Tubaro, «ahí tenemos otro desafío: cómo seguir siendo atractivos para la gente sin devaluarnos en los contenidos».

Una muestra efectiva de esa búsqueda es la sala de Ornitología, en la que lograron ambientar el paisaje visual y sonoro argentino, con ejemplares de pájaros autóctonos de cada región que pían o graznan a través de botones en un tablero externo a la vitrina, que convocan a los chicos a buscar el sonido de cada especie.

El espacio «es parte de un proceso de elaboración muy complejo que hizo el Museo y no tiene nada que envidiarla a ninguna sala de Ornitología del mundo: es muy rigurosa en la información que brinda, tiene interactividad, piezas originales, es el tipo de sala al que quisiéramos llegar a tener en todas la muestras», reivindicó Tubaro.

Con 120.000 visitas escolares anuales, además de la afluencia permanente de público, el MACN tiene las colecciones más grandes del país en cuanto a cantidad de organismos, con material comparativo de otras partes del mundo.

«El fuerte del museo son los materiales de Argentina y el Cono Sur porque nació como un museo regional y necesariamente tiene que enfatizar ese sesgo», planteó su director, quien contó que lo que se muestra en las exhibiciones es apenas un «iceberg» de las colecciones que atesora el lugar.

Entre el patrimonio del Museo, a ser redescubierto el próximo sábado, se cuentan muestras reales de fauna, flora, geología y paleontología argentina, desde insectos hasta dinosaurios.

La nueva sala Gigantes del Cuaternario permite una visita al pasado a través de la fauna bonaerense, como los grandes perezosos, los gliptodontes súper acorazados, los felinos tipo `diente de sable` como el Smilodon, el mastodonte emparentado con los actuales elefantes y el mayor depredador, el hombre.

La nueva muestra sobre los Ornitisquios, uno de los grupos más numerosos de dinosaurios herbívoros, reúne a una notable diversidad de representantes, desde pequeñas crituras del tamaño de gallinas hasta formas corpulentas como el Triceratops.

Las Pequeñas Colecciones de Botánica Ilustrada compondrán una exposición artística colectiva que aborda facetas de la relación que el hombre entabla con el mundo natural, con su dimensión poética, científica, fantástica, social, crítica y espiritual.

Entre las actividades de divulgación científica, desde las 21 en el Auditorio del MACN habrá mesas participativas con investigadores del Museo para una noche de ciencias en la que el público interactúe con especialistas en dinosaurios, ballenas, delfines, murciélagos o arañas.

Para los chicos habrá también talleres creativos de aproximación al arte a través de juegos como «Abran Mancha», que combinará disciplinas y técnicas con el objetivo de que los niños vivan una experiencia integral de arte, y sean nuevamente los privilegiados de otra Noche de los Museos.