Se incrementan las consultas por la ola de calor

LA PLATA- Los hospitales públicos bonaerenses registraron un incremento de las consultas en guardias y consultorios externos como consecuencia del calor y advirtieron que «se están viendo casos de niños con enfermedades respiratorias, comunes en esta época del año, que sumadas al excesivo calor se complican con síndromes febriles».
La cartera sanitaria sostuvo que «por estos días las consultas en guardias y consultorios externos de los hospitales provinciales se incrementaron en aproximadamente un 20 por ciento, como consecuencia directa de los casos de deshidratación, síndrome febril y golpes de calor, que afectan sobre todo a las personas en las etapas extremas de la vida: la infancia y la ancianidad».
En el hospital provincial de Niños de La Plata las consultas se incrementaron en más de un 20 por ciento y hay dos bebés internados con cuadros de deshidratación aguda, mientras se presentan casos con síndromes febriles que complican cuadros respiratorios de base.
«Los bebés manifiestan las consecuencias del golpe de calor con tendencia al sueño, apatía, pocas ganas de comer, ausencia de sed y cuadro febril, y en el caso de los ancianos es habitual que se manifiesten dolores de cabeza, decaimiento general e hipotensión, como principales síntomas», explicó Elisa Chiapa, del hospital provincial San Roque de Gonnet.
En el hospital provincial Petrona Cordero de San Fernando «el 25 por ciento de las consultas pediátricas atendidas en estos días están relacionadas a cuadros que pueden ser agravados por la ola de calor: niños menores de cinco años con enfermedades respiratorias como faringitis y laringitis, síndromes gripales y diarreas», se indicó.
El ministerio de Salud aseguró que el sistema sanitario «está preparado para asistir eventuales emergencias, fundamentalmente porque mañana se estima que la temperatura supere los 35 grados, una marca inusual para la primavera».
El ministro Alejandro Collia señaló que «frente a este panorama, el ministerio de Salud recomienda a la población extremar las medidas de prevención» y anunció que «tanto las guardias hospitalarias como el sistema de emergencias están en estado de alerta para asistir eventuales casos de pacientes afectados por el calor».
«La ausencia del clima primaveral genera que todavía no nos acostumbremos a este clima de verano y, entonces, es cuando más puede afectarnos el calor», dijo.