Con listas de música creadas por trabajadores de la salud alivian el estrés en hospital de La Plata

 

 

Con listas de música armadas por los propios trabajadores de la salud y difundidas por el sistema de audio del Hospital Rossi de La Plata, buscan aliviar el estrés del personal y de los pacientes internados en medio de la pandemia por coronavirus.

A partir de un acuerdo con la Cátedra Libre de Musicoterapia de la Universidad Nacional de La Plata se puso en marcha el proyecto Consonancias, que propone compartir música en la tarea cotidiana de los trabajadores y enfermos.

«La pandemia nos introdujo en un ambiente muy hostil y árido, entonces pensamos que la música podría ayudarnos a sobrellevar mejor este tiempo de tanto agobio, angustia e irritabilidad. Simplemente fue la manera que encontramos de regalarnos un mimo para el alma», explicó Cecilia Fasano, directora del Hospital.

En un comunicado, la UNLP agregó que «para el personal que se desempeña en el sistema de salud, el avance de la pandemia representa un verdadero desafío en el que el estrés y el frenético ritmo laboral generan las condiciones ideales para el desgaste físico, psíquico y emocional de médicos y enfermeros».

Frente a este escenario, la dirección del Hospital Interzonal General de Agudos Doctor Rodolfo Rossi se contactó con la Cátedra Libre de Musicoterapia de la UNLP para idear alternativas que permitieran acompañar al personal de salud en el contexto de la emergencia sanitaria y firmaron un convenio en ese sentido.

Fasano comentó que «la idea surgió a partir de preguntarnos de qué modo podíamos acercar a nuestros compañeros un momento de alivio en el trabajo cotidiano».

La directora de la Cátedra Libre de Musicoterapia, Verónica Cannarozzo, explicó que «recibimos la llamada de las autoridades del hospital consultándonos acerca de la posibilidad de generar una playlist que pudiera escucharse durante la jornada laboral, aprovechando el sistema de audio y comunicación instalado».

«Desde el inicio, la consulta estaba dirigida a diseñar alguna estrategia o acción destinada a aliviar el estrés del personal de salud», dijo.

«Como musicoterapeutas problematizamos y debatimos sobre las formas en las que podíamos hacer nuestro aporte, considerando la circunstancia actual. Pensamos entonces en modificar la idea original para que sean los propios trabajadores del hospital quienes pudieran elegir la música y compartirla con sus compañeros», explicó Cannarozzo.

Así, desde la Cátedra se contactaron con jefes de áreas y servicios para que cada persona a cargo compartiera la propuesta con su grupo.

Luego, los trabajadores les pasaron la nómina de canciones, con sus versiones preferidas, los musicoterapeutas buscaron los temas y los organizaros en carpetas compartidas con el sector de informática del hospital.

«Cada sector creó entonces su lista de canciones para acompañar la jornada de trabajo, para darse ánimo, para sostener los lazos que les identifican como trabajadores de la salud en estas circunstancias tan excepcionales», concluyó la especialista.

La reproducción de las listas está organizada semanalmente: en la primera semana se escucha la música de 7 áreas o servicios, una cada día, en tres momentos diferentes, a las 10, 16 y 20.

La segunda semana se reitera el esquema de la primera semana; la tercera semana se inicia con otros siete sectores diferentes y así sucesivamente.

Fasano destacó que esta particular iniciativa fue muy bien recibida no solo por parte del personal de salud, sino también de los pacientes que se encuentran internados en el hospital.

«Las enfermeras me cuentan que algunos pacientes entreabren las puertas de las habitaciones para oír un poco de música», señaló.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA