Juicios en Bahía Blanca: Montezanti volvió a faltar a una cita con la justicia federal

BAHÍA BLANCA.-( Infojus Noticias) Es la cuarta vez que el juez Alejo Ramos Padilla lo cita a indagatoria por delitos de lesa humanidad. El camarista fue suspendido y enviado a un jury por el Consejo de la Maguistratura. Se le imputa mal desempeño en sus funciones, así como haber pertenecido a la Triple A y haberse desempeñado como agente de inteligencia durante la última dictadura.

Néstor Montezanti volvió a faltar a una cita con la Justicia. El magistrado, que temporalmente está suspendido, había sido convocado a prestar declaración indagatoria por delitos de lesa humanidad. Se le imputa mal desempeño en sus funciones, así como haber pertenecido a la Triple A y haberse desempeñado como agente de inteligencia durante la última dictadura, entre otros, por haber participado de un interrogatorio bajo tormentos en el V Cuerpo de Ejército.

Se trata de la cuarta convocatoria que el juez Alejo Ramos Padilla formula sobre el camarista federal y docente universitario. Montezanti faltó a todas las citas, y fue declarado en rebeldía por la Justicia Federal, quien le prohibió salir del país.

En una de las oportunidades faltó por una supuesta gripe, que no lo impidió asistir a su despacho, a dos cuadras de donde debía declarar. Montezanti se encuentra suspendido como camarista por el Consejo de la Magistratura y como académico por el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Sur.

«Mucho no se puede hacer, porque él tiene fueros como magistrados Vamos a esperar que el Consejo resuelva. Mucha opción no tenemos. Y no sabremos qué pasará, no podemos suponer si va a seguir faltando o se va a presentar prontamente”, dijeron desde el juzgado a Infojus Noticias.

Hasta el momento Montezanti –que presidía la Cámara Federal de Bahía Blanca– no recusó a ninguno de los integrantes del tribunal que deberá juzgarlo.  Desde el tribunal, indicaron que según los tiempos que se manejan, el debate podría iniciarse en diciembre próximo. Hay que recordar que según el artículo 115 de la Constitución Nacional el Jurado de Enjuiciamiento tiene 180 días para emitir una sentencia en el proceso.

Juicio político

El 10 de septiembre pasado, el Consejo de la Magistratura suspendió y envió a juicio político a Montezanti por mal desempeño en sus funciones. El dictamen que lo envió a juicio le endilga al magistrado “haber desplegado conductas palmariamente incompatibles con la vigencia de los Derechos Humanos” y la “falta de idoneidad moral y de vocación democrática”. Además del hecho de “haber exteriorizado comportamientos indecorosos, arbitrarios y despóticos en relación con sus colegas, subordinados, auxiliares de justicia, alumnos, denunciantes” e incluso con los consejeros.

A fin del mes pasado, la Justicia le había dado diez días hábiles para que el suspendido magistrado contestara la notificación del juicio. Entre otras cosas, a Montezanti se lo investiga por su participación en el secuestro, privación ilegítima de la libertad, amenazas y secuestro de Jorge Omar Riquelme Esparza, en 1977. Riquelme Esparza trabajaba en el Hospital municipal de Bahía Blanca como enfermero hasta donde llegaron policías y miembros del Ejército que se lo llevaron al Comando del Ejército.

Allí, fue interrogado sobre su ideología y sus contactos y habría sido obligado a punta de pistola por el entonces abogado apoderado de UOM –el hoy juez Montezanti–, quien le habría hecho firmar unos documentos. Abogado por aquellos años, Montezanti tenía entre sus clientes a las 62 Organizaciones Peronistas, el movimiento sindical de la ortodoxia del PJ.

Además, con la desclasificación de archivos que realizó el Ministerio de Defensa se corroboró que Montezanti formó parte del Destacamento de Inteligencia 181. Fue  personal civil de inteligencia (CPI) entre el 1 de enero de 1981 y el 14 de junio de 1982.

El magistrado insistió con que su rol en ese periodo fue el de “asesor universitario” y que el Consejo no puede “entender sobre conductas anteriores a su designación como camarista federal”. Explicó que sólo prestó “asesoramiento sobre los conflictos con Chile y la guerra de Malvinas” pero “no incluían ningún tipo de actuación operativa”.

Y, para defenderse, Montezanti citó los casos de los jueces “Caro”, “Miret” y “Romano” donde, según el camarista, el Jury de Enjuiciamiento “en ninguno de los casos analizó conductas que estos ex magistrados hubieren podido desenvolver como simples particulares”.