El Nobel de Medicina fue para los padres del «GPS cerebral»

SUECIA- La institución con sede en Estocolmo que entrega cada año el galardón precisó que «los descubrimientos de John O’Keefe, May-Britt Moser y Edvard Moser resolvieron un problema que ocupó a filósofos y científicos durante siglos: ¿cómo hace el cerebro para crear un mapa del espacio que nos rodea y cómo podemos hacer nuestro camino a través de un ambiente complejo?», citó la agencia de noticias EFE.

“Estos hallazgos suponen un cambio en el paradigma de la comprensión de funciones cognitivas superiores y abren nuevas vías para entender el funcionamiento de la memoria, el pensamiento o cómo hacer planes”, agregó.

“Recientes investigaciones mostraron que esas células (descubiertas inicialmente en ratas) existen también en seres humanos, por lo que el conocimiento del sistema de posicionamiento cerebral podría ayudar a entender la pérdida de memoria espacial de los enfermos de Alzheimer”, añade en su fallo la institución.

Usando métodos neuropsicológicos O’Keefe descubrió en 1971 que cuando una rata se encontraba en un lugar determinado de una sala, siempre se activaba un tipo de célula en el hipocampo, una de las principales áreas del cerebro humano y de otros mamíferos.

Esas células no sólo registraban un impulso visual, sino que construían un mapa interno del medio, por lo que concluyó que el hipocampo genera múltiples mapas representados por la actividad colectiva de las células activadas en diferentes lugares.

Tres décadas después, el matrimonio Moser descubrió en la corteza entorrinal, un área cerebral vecina, otras células que se activaban cuando los individuos pasaban localizaciones múltiples dispuestas en una red hexagonal.

Cada célula se activaba en un modelo espacial único y en conjunto formaban un sistema de coordenadas que permitía la navegación, a la vez que creaban circuitos con las células del hipocampo, constituyendo ese «GPS interno» del cerebro.

Los galardonados compartirán el premio de 8 millones de coronas suecas (879.000 euros, 1,1 millones de dólares), dividido en dos partes iguales, una para O’Keefe y la otra para los Moser -el quinto matrimonio en ganar un Nobel-.

O’Keefe (Nueva York, 1939), que también posee la nacionalidad británica, se doctoró en psicología fisiológica en la Universidad de McGill (Canadá) en 1967, y amplió estudios en el University College de Londres, institución en la que sigue ejerciendo.

May-Britt Moser nació en 1963 en Fosnavåg (Noruega) y estudió psicología en la Universidad de Oslo junto a quien se convertiría en su marido, y ambos se doctoraron en neurofisiología por la Universidad de Oslo en 1995, para trasladarse luego a la Universidad de Ciencias y Tecnología de Trondheim (Noruega), donde ejercen desde 1996.

«Estoy muy agradecido. Es un gran momento», declaró Edvard Moser.

A la pregunta de cómo continuar motivado para seguir investigando después de obtener este galardón, indicó que «si la única motivación es la de ganar el Premio Nobel, entonces probablemente no se gane.»

La ronda de ganadores de los premios Nobel continuará mañana con el de Física, y seguirá los días siguientes con los de Química, Literatura, de la Paz y Economía.

Argentina obtuvo cinco Nobel, tres de ellos vinculados a las ciencias que fueron otorgados a Bernardo A. Houssay, Luis Federico Leloir y César Milstein y dos de la Paz a Carlos Saavedra Lamas y Adolfo Pérez Esquivel.