Cacho Castaña les regaló un gran show a los jubilados de Hurlingham

HURLINGHAM. Cacho Castaña desplegó todo su oficio y simpatía frente a casi 4000 personas que disfrutaron de un show de primerísimo nivel, organizado por el Frente para la Victoria.

Luego de un par de postergaciones, Cacho Castaña pudo protagonizar el festejo del Día del Jubilado en Hurlingham. Fue en la tarde-noche del sábado 5 de octubre, en las instalaciones del Campo Deportivo que SMATA, tiene sobre la calle Poeta Risso al 2200.
En ese predio, que fue especialmente acondicionado para el evento, se montó un gran escenario, y el público, mayoritariamente pertenecientes a la tercera edad, comenzó a llegar en gran cantidad promediando la tarde del sábado.
Tal como lo habían pedido los organizadores, gran parte de la concurrencia llegaba al predio de SMATA con su propia silla, algunos incluso traían su equipo de mate. El clima acompañó y, fundamentalmente, el temor de que se produzca algún incidente se fue disipando con el correr de las horas. Es que los antecedentes de lo ocurrido el día de la primavera en William Morris, con inspectores y funcionario municipales y patrulleros de la policía bonaerense impidiendo que se realice el festival, sobrevolaba en la cabeza de los dirigentes del Frente para la Victoria, que fueron los responsables de la organización.
También pesaba el hecho de que cuando se quiso hacer este mismo show en el playón de Carrefour, la Municipalidad decidió clausurar por algunas horas el hipermercado. Pero el festival pudo concretarse sin inconvenientes, y los miles de personas presentes pudieron disfrutar de la simpatía, el oficio y el profesionalismo de una de las grandes estrellas de la música popular argentina.
Cacho Castaña pisó el escenario montado en el Club SMATA pasadas las 8 de la noche, antes, varios espectáculos animaron al público durante una tarde a pleno sol.
El responsable de la organización y animador del festival, fue el popular conductor Daniel “La Tota” Santillán, que cumplió con creces su rol de animador antes de la llegada de Castaña como durante el recital del astro.
Cacho Castaña, acompañado por una muy buena banda de músicos y dos bailarines de tango, repasó gran parte de sus éxitos, desde los festivos Quieren matar al ladrón, la reina de la bailante, hasta sus grandes composiciones como Café la humedad, Ojalá que no puedas, Garganta con arena, entre otros. En el medio, desplegó su reconocido carisma dialogando con sus fans, con mucho humor y mucha simpatía.

El agradecimiento a Zabaleta
Promediando el show, Cacho Castaña y el animador del festival, Tota Santillán, invitaron al escenario al candidato a concejal por el kirchnerismo, Juan Horacio Zabaleta, quien en un breve mensaje a los presentes, les pidió que disfruten, y prometió continuar con este tipo de eventos para “poder devolverle a Hurlingham la alegría perdida”. Cacho Castaña por su parte le pidió a la gente que “agradezca Zabaleta por esta noche maravillosa que estamos compartiendo”.
Ninguno de los que llegaron hasta el predio de Poeta Risso se fue decepcionado. Cacho Castaña puso lo mejor de si. Fue un show completo, con un artista que fue generoso con su público y su público se lo retribuyó con un aplauso interminable.