Lanús: La madre de la oficial atropellada dijo que tiene el «corazón destrozado» y pidió justicia

La madre de la oficial de la policía que murió tras ser atropellada por dos jóvenes que iban en una moto el sábado en el partido bonaerense de Lanús dijo hoy que tiene «el corazón roto» y que quiere que la muerte de su hija «sea la condena de los desgraciados que le arrebataron la vida».

«No quiero que la vida de mi hija haya sido en vano, ella dejó una nena de dos años y medio y todos sus proyectos», manifestó esta mañana Mónica Spataro, madre de Julia Ailin Valles (31).

En diálogo con TN, la mujer reclamó un cambio en la carátula de la causa, que hasta el momento es «homicidio culposo», y contó que el joven que viajaba en la moto como acompañante ya fue liberado «porque supuestamente no es culpable», aunque para ella «también tiene que estar preso» porque a su hija «no la chocaron sin querer, fueron a embestirla».

«Ahora están averiguando los antecedentes, es una burocracia que tarda meses o años, tienen que cambiar las leyes, porque no puede ser que para averiguar los antecedentes de una persona tarden tanto y que los larguen ni bien entran», agregó.

La madre de la oficial aseguró que tiene el «corazón destrozado» y pidió «que se haga justicia por ella y por todos los chicos y chicas que mueren y no tienen quién los ayude a que se esclarezcan los hechos».

«A mí me dejaron sin hija y a mi nieta sin mamá, que cuando llega pregunta por su mamá, dónde está, ¿cómo le explicás que no la va a ver más? Es muy doloroso», manifestó.

En tanto, contó que si bien «no estaba muy conforme» con la carrera que había elegido su hija porque le «daba miedo justamente por esto», ella le planteaba que «le gustaba y amaba lo que hacía, siempre con vocación».

«La apoyé cuando me decía que le podía pasar algo siendo civil igual, y la verdad que es así, no tenemos seguridad», añadió la mujer.

«Ella no tenía miedo, pero al mismo tiempo tenía preocupación porque veía todas las injusticias, ella iba hacer un trámite para encerrar a alguien que había robado y el ladrón salía por una puerta y ella seguía haciendo papeles, eso le daba bronca e impotencia», concluyó.

El hecho ocurrió el pasado sábado, cerca de las 6 de la madrugada, en el cruce de Catamarca y General Hornos, en el mencionado distrito de la zona sur del conurbano, donde estaba apostada Valles en un destacamento para realizar controles vehiculares.

En ese momento, la oficial estaba junto a otros tres agentes mientras realizaban un operativo y fue embestida por una Giera Smash con dos ocupantes a bordo, que no respetaron la voz de «alto».

La víctima sufrió graves heridas y falleció a los pocos minutos como consecuencia del impacto, pese a las tareas de reanimación del personal médico que fue alertado inmediatamente por sus compañeros.

Los jóvenes que iban a bordo de la moto, identificados como Adrián Maldonado (28) y Matías Rosales (23), quienes sufrieron lesiones leves y no portaban armas de fuego, fueron puestos a disposición del fiscal Sergio Schafer, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Lanús.

Hasta esta mañana, los investigadores procuraban determinar si los aprehendidos tenían antecedentes penales y si quisieron eludir el control policial porque no tenían el permiso para circular.

DEJA UNA RESPUESTA