Quieren declarar a Jorge Julio López ciudadano ilustre de la ciudad

LA PLATA- Un proyecto de ordenanza presentado en la capital provincial busca declarar «Ciudadano Ilustre» a Jorge Julio López, quien se encuentra desaparecido desde el 18 septiembre de 2006, luego de testificar contra el genocida Miguel Etchecolatz.
La iniciativa, impulsada por el concejal Emiliano Fernández (Frente Amplio Progresista) destaca el “valioso testimonio, fortaleza, lealtad y valentía ciudadana» de Jorge Julio López.
“Resaltamos el enorme valor moral y el ejemplo de coraje con que Jorge Julio Lopez ha marcado a toda la sociedad”, remarcó el concejal al presentar la iniciativa.
Consideró que “López ha sido un militante, detenido desaparecido por su compromiso social durante la dictadura, pero también ha sido un hombre de valor, quien sin especular sobre lo peligroso de su testimonio para los torturadores, fue y prestó la declaración que permitió hacer justicia luego de tantos años de impunidad”.
En los fundamentos del proyecto se recuerda que López fue un militante social y político comprometido durante los años de la última dictadura cívico militar, lo cual hizo que fuera detenido de manera ilegal y llevado a distintos centros clandestinos de tortura sufriendo las aberraciones cometidas por los dictadores que gobernaron la Argentina en el período de 1976 a 1983.
Con la apertura de los Juicios de la Verdad, luego de la declaración de nulidad de las leyes que hasta ese momento le habían otorgado impunidad a los dictadores, colaboradores y torturadores, tanto militares como civiles de la última dictadura militar, es que Jorge Julio Lopez es requerido como testigo en la denominada causa Etchecolatz.
En su testimonio ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, López aseguró que había sido secuestrado en octubre de 1976, agregando haber sido torturado por Etchecolatz mientras estuvo detenido en la comisaría 8 de La Plata.
También contó que pudo ver cómo ejecutaban con disparos en la cabeza a otras dos víctimas: Patricia Dell Orto y su esposo Ambrosio De Marco en el centro clandestino de detención que funcionó en Arana.
En ese marco, identificó a Etchecolatz como integrante de la “patota” que ilegalmente lo detuvo en su casa del barrio platense de Los Hornos.
Actualmente, el represor cumple una condena perpetua por crímenes cometidos en el marco de un genocidio gracias a las declaraciones de López, quien no llegó a escuchar la sanción ni la sentencia, porque fue desaparecido, nuevamente y en democracia, cuando se dirigía a las audiencias de alegatos, el 18 de septiembre de 2006.
Desde entonces y hasta el presente no se tienen noticias de su paradero.