El Incaa presentó el Anuario de la Industria Cinematográfica y Audiovisual Argentina

CAPITAL FEDERAL- El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales presentó la sexta edición de esa publicación, acto que tuvo lugar en la Casa Nacional del Bicentenario, con gran presencia de representantes de los sectores que conforman la industria local.

Con diseño de tapa con viñetas del humorista Rep, igual que el DVD con todas las ediciones, las anteriores y la presente, así como los trailers de éxitos del 2014, el trabajo que es responsabilidad de la Gerencia de Fiscalización, encabezada por Verónica Sánchez Gelós, se subdivide en seis capítulos temáticos claves para entender la situación actual del sector.

Películas, productores, distribuidores, exhibidores, series históricas, apoyo y fomento son los temas de estos capítulos que ofrecen una mirada abarcativa a la labor de apoyo que el Incaa ha ofrecido al cine argentino en virtud de políticas de estado puestas en marcha desde 2002, tras varios momentos de crisis casi terminal.

En el acto, realizado , el vicepresidente del Incaa, Gianni Buono Repetto expresó que se trata de «…un trabajo excepcional en materia de una política industrial que es eje dentro de las políticas culturales de este gobierno».

Buono Repetto aseguró que esta sexta edición «aporta estadísticas confiables, rigurosas y muy exhaustivas para dar transparencia cuando se cuestiona qué se hace con el dinero recaudado por el Incaa, que es, entre otras cosas, destinado a la cantidad de películas que venimos incrementando año tras año».

El volumen, que se extiende por 420 páginas, incluye numerosas planillas, estadísticas e informes de fácil interpretación, así como fotografías en una cuidada producción que se presenta en español, portugués, inglés y francés, en relación con la penetración que la producción nacional ha alcanzado en los últimos 12 años.

«Una industria que finalizó 2014 con 172 estrenos y con más de 8 millones de entradas vendidas para ver cine nacional, superando en un 233% a las cifras de público de una década atrás», señala la presidenta del Incaa, Lucrecia Cardoso, en el texto que abre el extenso informe que es prueba contundente de la transparencia con que la gestión, en este caso la cultural, se viene presentando hace más de una década, por decisión política.

En esa suerte de prólogo, Cardoso asegura también que en esta nueva entrega se habla de «Una industria que ahora cuenta con un 80% de las salas argentinas digitalizadas con la mejor tecnología y calidad de sonido e imagen y es pionera en cine digital a nivel mundial», un avance concreto y comprobable cada vez que se va al cine.

En esa misma línea, agrega que se trata de «una industria que en 2014 sumó más de 300 reconocimientos en mercados y festivales internacionales, que realizó 100 festivales en las distintas provincias y que produjo a lo largo de los últimos cuatro años más de 4000 horas de contenidos para televisión», cifras contundentes.

En las páginas del Anuario queda el registro de que «Relatos salvajes», de Damián Szifron fue vista por 3.454.410 espectadores, superando en 1.516.650 a «Frozen», la producción extranjera más vista en 2014 en Argentina y que llegó a $ 151.509,885, $ 62.639.257 más que «Maléfica».

En 2014 se estrenaron 404 largometrajes, de los cuales 172 son de producción o coproducción nacional, con 45.648.799 espectadores, operaron 174 empresas productoras, 108 distribuidores, 234 empresas exhibidoras, 280 salas de cine, 867 pantallas, 55 Espacios Incaa, la mayoría recientemente inaugurados; además, se otorgaron subsidios para 276 largometrajes y el apoyo a 92 festivales nacionales.

Si bien 40 filmes nacionales tuvieron más de 4000 espectadores, hubo 9 que tuvieron más de 100.000 y solamente uno, «Relatos salvajes», superó el millón, con un 7.54 % del total de participación en casi 60.000 funciones, y un promedio de 58 espectadores por cada una de ellas.

Se estrenaron 41 películas en 3D, más del 50% de los espectadores de cine argentino se repartieron entre las empresas Capital Intelectual («Relatos salvajes») y Argentina Sono Film («Bañeros 4»).

El trabajo repasa, además, toda la labor de Incaa TV en materia de restauraciones digitales de más de 300 largometrajes.