Asaltaron y mantuvieron cautivos durante cuatro horas a un empresario y su hijo en Castelar

MORÓN- Las dos personas fueron asaltadas por varios delincuentes que los abordaron cuando salían de su casa y los llevaron cautivos en su propio auto durante cuatro horas hasta que, finalmente, los liberaron tras robarles el vehículo y dinero.

Fuentes policiales informaron que el hecho se inició acuando las víctimas salían de su casa, ubicada en Urdinarrain y avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas, en dicha localidad del partido de Morón, en la zona oeste del conurbano.

Padre e hijo iban a bordo de su Volkswagen Vento cuando fueron interceptados por otro vehículo en el que se movilizaban entre cuatro y cinco delincuentes armados con fines de robo.

Según las fuentes, los asaltantes primero obligaron a sus víctimas a descender del auto y después las forzaron a dejarlos ingresar a su casa, donde revolvieron los distintos ambientes en busca de dinero en efectivo y otros objetos de valor.

Luego, los delincuentes obligaron a los dos cautivos a salir de la vivienda y se los llevaron por separado, uno en el vehículo marca Vento y el otro en el auto de la banda, dijeron los informantes

De acuerdo a los voceros, los captores tuvieron retenidos al empresario y a su hijo mientras recorrían la zona de Morón hasta que finalmente los liberaron Castelar.

Los delincuentes huyeron en los dos autos con el dinero y los celulares de las víctimas, que resultaron ilesas y llamaron al 911 para denunciar al asalto.

Otras fuentes de la investigación explicaron que hasta esta noche se procuraba determinar si durante las horas en las que las víctimas estuvieron cautivas, sus familiares recibieron algún pedido de rescate de parte de los delincuentes, lo que, en principio, no habría ocurrido.

Los mismos informantes señalaron que horas después apareció un coche Vento quemado en la zona de José C. Paz y se procuraba determinar si se trataba del sustraído a las referidas víctimas.

Por su parte, la Policía de Morón inició actuaciones por los delitos de «privación ilegal de la libertad, robo y robo automotor», aunque la causa no pasó inicialmente a la Justicia ordinaria de esa jurisdicción hasta que se determine si se trató, efectivamente, de un secuestro extorsivo.

Estas fuentes explicaron que el personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Morón decidió que primero intervenga la Fiscalía Federal 2 de ese distrito, en cuyo fuero se investigan los secuestros extorsivos.

Los voceros añadieron que esta noche el sumario estaba en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Morón, cuyos detectives quedaron a cargo de las diligencias de rigor para esclarecer el hecho.

 

Entre esas tareas, los efectivos analizaban las cámaras de seguridad de la zona -la captura se produjo a unas seis cuadras del transitado Acceso Oeste-, en busca de pistas de los delincuentes.

En tanto, la flamante Superintendencia de Secuestros Extorsivos y Crimen Organizado de la Policía bonaerense, puesta en funciones el lunes por el ministro de Seguridad provincial, Alejandro Granados, puso a disposición una brigada para investigar lo ocurrido aunque hasta esta noche el personal no había intervenido en la pesquisa.