Escándalo con la Tigresa Acuña tras su pase al massismo

TRES DE FEBRERO- Según publicó la agencia Info News la concejal fue abucheada en un acto y piden que abandone su banca y la devuelva al partido por el que fue electa, el FpV. El Frente Renovador pidió resolverlo en privado y no hacer un «circo».

La sesión del pasado jueves en el Concejo Deliberante de Tres de Febrero fue muy tensa. Por primera vez desde que anunció su desvinculación del Frente para la Victoria para pasar al Frente Renovador, apareció en el recinto Marcela “La Tigresa” Acuña, que fue recibida con insultos y abucheos.

«Che Tigresa, che Tigresa… che Tigresa, renunciá; esos votos son del pueblo; del proyecto nacional», gritaban los hombres y mujeres que se apostaron en el palco. Fue el concejal oficialista Juan Debandi quien bajó ese reclamo y pidió la renuncia de Acuña. Antes, el edil del oficialismo repasó las diversas declaraciones de La Tigresa en las que manifestaba su apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al intendente Hugo Curto. La ex boxeadora ingresó como concejal por el Frente para la Victoria en 2009 y en 2013 fue reelecta por el mismo partido, que hace pocos meses abandonó para pasar al massismo.

Pidieron la renuncia de la Tigresa Acuña en Tres de Febrero.

«En determinadas decisiones prima más el individualismo que la construcción de un proyecto político y estoy con la preocupación de que este tipo de actitudes le hacen daño a la política porque las nuevas generaciones esperan otros valores de sus representantes», disparó Debandi, y agregó: «Mi responsabilidad es ser portavoz de militantes y vecinos que ser vieron estafados por esta injustificable decisión política. Por eso, en el marco de la confianza que le fue tenida, es necesario pedir que renuncie no solo al bloque sino también a la banca de concejal”.

A pesar de las durísimas acusaciones, la Tigresa se mantuvo en silencio. En su lugar habló Martín Jofré, que pidió «discutir estas cuestiones en privado» y no armar «un circo» en público”. Luego, Julio Cesar Candia dijo que todos los políticos del Frente para la Victoria son corruptos y traidores, lo que causó un revuelo importante y Máximo Rodríguez debió propiner una cuestión de privilegio para que Candia se retracte o reafirme su acusación. El pedido fue aprobado por los concejales por lo que el edil del Frente Renovador se disculpó.