Hondo dolor por el asesinato del capitán del Grupo Halcón en San Justo

 

LA MATANZA-  Un capitán del Grupo Halcón fue asesinado ayer cuando se tiroteó con al menos tres delincuentes que querían robarle el auto en la puerta de su casa, en la localidad bonaerense de San Justo.

El policía logró herir a dos de los ladrones: uno recibió tres disparos, quedó en el lugar del hecho y luego fue trasladado en calidad de detenido a un centro asistencial de la zona, mientras que el restante fue dejado más tarde por sus cómplices en la puerta de un hospital de la zona sur del conurbano.

El hecho ocurrió alrededor de las 8 de esta mañana, cuando el suboficial, identificado como el capitán Omar Flores (50), estaba por salir a trabajar y sacaba auto Volkswagen Cross Fox del garage de su casa, ubicada en Sarandí 4039 de esa ciudad del partido de La Matanza, frente al Shopping de San Justo.

Flores fue abordado por al menos tres delincuentes armados con intenciones de robo, aunque reaccionó rápido, extrajo su arma reglamentaria, se identificó como policía y se originó un fuerte intercambio de disparos.

De acuerdo al relato de los voceros, antes de ser gravemente herido por un disparo, el suboficial logró impactar tres veces a uno de los agresores, quien cayó al suelo con tiros en un glúteo, en la espalda y en el abdomen, mientras que sus cómplices, uno de ellos también herido, lograron escapar.

Segundos después llegó al lugar un policía bonaerense que vive justo enfrente y que había escuchado el tiroteo, quien avisó a las autoridades de lo sucedido, luego cargó a Flores en su automóvil y lo trasladó al hospital Paroissien de Isidro Casanova.

Sin embargo, a pesar de la velocidad con la que el suboficial llegó a la guardia del centro asistencial, falleció como consecuencia de la gravedad del balazo que recibió en la zona del abdomen.

En tanto, el ladrón lesionado, que se encontraba inconsciente al momento de ser socorrido frente a la casa de Flores, fue llevado por una ambulancia al Policlínico San Justo, donde lo compensaron y esta mañana evolucionaba favorablemente, agregaron las fuentes.

Además, el superintendente de la zona Oeste de la policía bonaerense, comisario mayor Sergio Bianchi, confirmó a la prensa que otro de los asaltantes fue dejado en la puerta de un hospital de la zona sur y quedó en calidad de detenido.

El caso es investigado por el fiscal de homicidios del Departamento Judicial La Matanza, Carlos Arribas, quien hoy se encontraba en el lugar del hecho supervisando las tareas de la Policía Científica.

En las cercanías de donde ocurrió el tiroteo, los peritos hallaron dos pistolas calibre 9 milímetros además de la que pertenecía a Flores, supuestamente descartadas por los delincuentes durante el escape.

Además, los pesquisas levantaban hoy vainas servidas y proyectiles con la intención de determinar la cantidad de disparos que se efectuaron.

El fiscal Arribas solicitó también el análisis de las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la zona, por si en alguna de ellas puede visualizarse si los prófugos escaparon a pie o a bordo de algún vehículo, y cuál fue el camino que eligieron.

Interviene en la investigación el personal de la Jefatura Departamental La Matanza y la Jefatura Distrital La Matanza Noroeste, cuyos efectivos buscaban intensamente a un delincuente prófugo, aunque no descartaban que hubiera más involucrados.

Con el crimen de Flores, quien se desempeñaba en la Brigada Especial Operativa Halcón de la ciudad de La Plata, ya son siete los efectivos de la Policía Bonaerense activos en la fuerza asesinados en lo que va del año.

El Superintendente de la zona Oeste de la policía bonaerense, comisario mayor Sergio Bianchi, calificó  al capitán Omar Flores, asesinado cuando se resistió a un asalto en la localidad bonaerense de San Justo, como «un héroe» y dijo que era «un gran policía».

«Era papá de una nena de 9 años, un hombre de 50 años que abrazó esta profesión a los 20 años. Era un gran policía, un héroe más de los nuestros que patrulla día a día nuestras calles», dijo Bianchi en una rueda de prensa improvisada en la puerta de la casa del suboficial asesinado.

Bianchi explicó que Flores «era capitán del Grupo Halcón, una de las más altas jerarquía de los efectivos de esa división».

Respecto a los detenidos por el hecho, el jefe policial explicó que uno de ellos tiene de 21 años y el otro 28, y resaltó que en principio ambos cuentan con antecedentes, pero aún resta confirmar con certeza la identidad de ambos.

Por otra parte, Bianchi afirmó que aún no se logró corroborar la cantidad de delincuentes que participaron en el hecho, aunque se sospecha que hay al menos una persona prófuga.

Finalmente, estimó que el hecho en el que resultó asesinado el capitán Flores «fue un hecho al voleo» y dijo que «estos delincuentes andaban merodeando la zona y, al ver un portón que se abría y una persona que sacaba su vehículo, quisieron abordarlo».