Usos útiles para la chatarra electrónica

LA PLATA- Dos programas simultáneos, de la Municipalidad y de la Universidad Nacional de La Plata, se ocupan de la chatarra electrónica en la capital bonaerense.
Los equipos en desuso de las dependencias municipales son derivados a las cárceles para su desguace por parte de los presos, pero el Municipio planea además construir una planta de reciclado, según informó la Agencia Ambiental platense.
«La comuna tiene un convenio, desde hace un año, con el Ministerio de Justicia y Seguridad provincial por el cual los residuos informáticos de la municipalidad son desarmados en cárceles», detalló Sergio Federovisky, titular de esa agencia.
El desguace se hace principalmente en la Unidad 1 de Lisandro Olmos, con un taller con 20 a 30 reclusos que separan componentes, plásticos y cableados para su posterior venta.
El funcionario añadió que mientras tanto se preparan los pliegos de licitación de una planta para la separación y tratamiento de residuos informáticos de todo el partido. «Estimamos que durante este año ya estará licitada», adelantó.
Por su parte, los desechos electrónicos de la administración provincial son derivados al proyecto E-Basura de la Facultad de Informática de la UNLP, informó el subsecretario para la Modernización del Estado, Roberto Reale.
Allí se recupera la mayor parte de los materiales de los aparatos, y el resto, incluidos elementos contaminantes y tóxicos, son enviados a una empresa para su disposición final segura, evitando así su derrame en quemas y basurales.
“El proyecto E-Basura es muy interesante y la Provincia ha sido muy solidaria porque también nos ha dado un espacio físico (en las calles 3 y 525)”, dijo Fernando Tauber, presidente de la UNLP.
En el lugar también se recibe basura electrónica de particulares. “La campaña está bárbara. Nosotros teníamos cosas desde hace dos años. En el taller no teníamos más lugar para almacenarlas. Nos enteramos de la campaña y hoy vinimos a traer 16 CPU, ocho monitores y ocho impresoras», comentó Pablo, empleado de una empresa informática platense.
Por su parte, Viviana Ambrosi, directora de E-Basura dijo que el proyecto apunta a la «concientización ambiental», la recuperación de equipo para ser donado a instituciones de bien público y la formación de reparadores de computadoras.
Un camión de la Provincia recogió también equipos electrónicos desechados en la exposición de ciencia y tecnología Tec-La Plata, realizada en la República de los Niños.