Plaini habló sobre Moyano y una posible reforma constitucional

BUENOS AIRES- El diputado kirchnerista y jefe del gremio de Vendedores de Diarios, Omar Plaini, se mostró interesado en una posible reforma de la Constitución nacional en torno a los «avances sociales» y evitó pronunciarse sobre una segunda reelección de la presidenta Cristina Fernández.
«Primero, me gustaría discutir o analizar, si se reforma la Constitución, en qué dirección vamos. Si vamos en dirección de recuperar los artículos 38 y 39 de la Constitución del ’49, del peronismo, la vedad que me interesaría discutirla y, después de ahí, vendría lo otro», enfatizó Plaini.
Y, más terminante, completó: «La Constitución, cada vez que se modifica, se modifica para avances sociales. En ese aspecto, me interesaría mucho (su reforma)».
El gremialista respondió así al preguntársele si apoyaría en el Congreso junto a los otros legisladores del moyanismo una re-reelección de la primera mandataria, promovida por sus colegas ultrakirchneristas, como Diana Conti, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.
Un tramo del artículo 38 de la Carta Magna de 1949 habilitaba al «Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo, e intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en interés de la comunidad, y procurar a cada labriego o familia labriega la posibilidad de convertirse en propietario de la tierra que cultiva».
El 39, por su parte, establecía que «el capital» debía «estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social», además de que «sus diversas formas de explotación» no podían «contrariar los fines de beneficio común del pueblo argentino».
Asimismo se mostró conciliador con el Gobierno y aseguró que a los legisladores de su sector les «interesaría mucho» debatir en el Congreso una eventual reforma constitucional que permita a la presidenta Cristina Fernández buscar su re-reelección en 2015.
No obstante, condicionó esa posibilidad a que la modificación sea impulsada «en dirección de recuperar los artículos 38 y 39 de la Constitución del ’49, del peronismo», el primero de los cuales establecía que «la propiedad privada» tenía «una función social», mientras el segundo instauraba que «el capital» debía «estar al servicio de la economía nacional».
También contemporizador, Plaini se manifestó en favor de lograr una «lista de unidad» para afrontar las elecciones de la CGT el 12 de julio, pese a la escalada de la confrontación de los sectores opuestos a la idea reeleccionista del líder de la central obrera, Hugo Moyano, que apoyan a Antonio Caló, de la UOM, avalado a su vez por el kirchnerismo.
Plaini, sin embargo, reconoció que la «relación» entre el también secretario general de Camioneros y la jefa de Estado «no pasa por su mejor momento», al recordar que el líder de la CGT no fue invitado a los últimos actos encabezados por la primera mandataria, como el del viernes último, al que en cambio asistió Caló.
Al referirse a los comicios para renovar las autoridades de la CGT -a los que algunos opositores adelantaron que no asistirán tras denunciar irregularidades en la reunión de la entidad en la que se oficializó la fecha para las compulsas internas-, se mostró conciliador y enfatizó: «Veremos, si para el 12 de julio, logramos una lista de unidad».
Además, buscó minimizar los fuertes cruces a través de los medios de comunicación de las alas antagónicas de la entidad sindical, como los de Moyano y el referente del sector opositor de la central obrera conocido como los «Gordos» y jefe del Sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano.
«Siempre se produce un realineamiento cuando finaliza un proceso y es lógico que haya esta situación», adujo y se refirió así la aproximación del final del segundo mandato del líder de Camioneros al frente de la CGT.
En la misma línea, sobre Caló, admitió que «tiene todo el derecho a ser candidato como cualquier otro de los secretarios generales que integran la Confederación General del Trabajo (CGT)».
Plaini, sin embargo, sostuvo: «Si la lista de unidad no se logra, iremos a la compulsa. Y, si es la compulsa, bienvenida la compulsa porque incluso hace a la democracia sindical, hace a la pluralidad, hace a la diversidad, hace a lo que cualquier institución quiere realizar si no logra la unidad».