ONG se ocupa de los residuos electrónicos

BAHIA BLANCA- Una organización no gubernamental (ONG) de Bahía Blanca, con el apoyo de la comuna y de una empresa privada, lleva adelante desde 2009 el Programa de Recolección, Recuperación y Reacondicionamiento de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).
Se trata de la Asociación Ambientalista «Unión 20 de Agosto» que en Bahía Blanca y partidos vecinos como Tornquist y Coronel Pringles junta computadoras, impresoras, televisores, entre otros aparatos desechados, para reparar o bien reciclar sus componentes.
En su «Tecnoplanta», de Blandengues 49, alumnos de la Escuela de Formación Laboral «San Roque» reciben un curso de reparador de computadoras. Las unidades que en sus manos vuelven a funcionar son donadas a escuelas y otras instituciones.
En cuanto a lo irreparable, operarios de la comuna y de la ONG se ocupan de desguazarlo y clasificar sus partes.
En 2011, el proyecto recibió 80 metros cúbicos de residuos electrónicos de los cuales se extrajeron siete toneladas de metales ferrosos, igual cantidad en plásticos, una tonelada de circuitos electrónicos como así también más de doscientos kilogramos de materiales no ferrosos, como cobre y aluminio.
«También el año pasado se logró recuperar 30 computadoras que fueron distribuidas entre doce instituciones de la ciudad», informó el presidente de la asociación, Hernán Zerneri.
El dirigente explicó que «los desechos peligrosos, como las pilas y las baterías, son separados y llevados a la empresa IPES para su disposición final, mientras que el resto va a reciclaje».
Tecnoplanta se financia con aportes de los socios, un subsidio municipal que sirve para sostener el programa, y aportes de la empresa IPES, que aporta la logística y compra herramientas.
“Pero además contamos con fondos provenientes de las ventas de los materiales, parte de los mismos son repartidos entre los trabajadores de la Tecnoplanta y el resto se reinvierte en la compra de elementos”, explicó Zerneri.
El presidente de la ONG afirmó que “la demanda monstruosa que hay de deshacerse de estos artefactos por parte de los vecinos y de muchas empresas tiene que ir acompañada con los correspondientes recursos que nos permitan responder”.