Legisladores del Frente de Todos, acusan un “lamentable golpe bajo de Juntos por el Cambio”

Aviso publicitario
banner dia verde moron

Los bloques de Diputados y Senadores del Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires, respondieron al anuncio de la mesa nacional del macrismo en el que rechazó la vuelta a las restricciones para aminorar los efectos de la segunda ola del Coronavirus, que ayer martes registró un récord de más de 20 mil contagios.

Este es el texto del comunicado de los legisladores oficialistas bonaerenses:

“El comunicado de la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JxC) resulta perjudicial y dañino para todos los argentinos y todas las argentinas.

En primer lugar, define como fracaso la medida propuesta por el gobierno nacional y acompañada por todas las jurisdicciones provinciales y municipales, que llevo adelante con mucho esfuerzo el pueblo argentino desde el 11 de marzo del 2020. La declaración de emergencia sanitaria dio tiempo para reforzar el sistema de salud de nuestro país y evitó picos de contagio como los que estamos viendo en las ultimas semanas. El conjunto de la sociedad sabe que lo que JXC define como fracaso fue un acto de comprensión y solidaridad que se llevó adelante para cuidar la salud y la vida de todos y todas.

Sumado a esto, rechazan cualquier medida de cuidado, caracterizándolas como restricciones excesivas y mal calibradas. Es cínico plantear que una mediad que aún no fue anunciada pueda ser definida como excesiva, sobre todo conociendo que en el día de la fecha nuestro país se encuentra ante un récord de contagios. El planteo revela una actitud irresponsable en términos sanitarios que compromete la capacidad de respuesta del sistema en su conjunto.

La especulación político-partidaria en búsqueda de sacar algún tipo de ventaja constituye un acto de bajeza, oportunismo e inmadurez que no se corresponde con el rol democrático que debiera tener una fuerza política que se constituye como la primera minoría opositora.

El virus que marcó un quiebre en la historia de la humanidad no distingue entre ideologías políticas. Por eso resulta lamentable que, mientras que intendentes y gobernadores que pertenecen a JXC aplican restricciones lógicas, producto de la situación actual, la mesa nacional de esa fuerza política pretende desde Palermo dar cátedra y consejo a los argentinos y las argentinas.

No llama la atención por parte del ex presidente Mauricio Macri, la ex gobernadora María Eugenia Vidal y la presidenta del Pro Patricia Bullrich, que al igual que cuando llevaron adelante su gobierno, no se preocupen por la vida y la salud de los argentinos y argentinas.

Desde que comenzó esta pandemia, se han dedicado exclusivamente a ver de qué manera pueden agitar el mal humor social o sacar algún tipo de rédito mezquino. Desde la convocatoria a movilizaciones en plena cuarentena -mientras se intentaba fortalecer al máximo el sistema sanitario para evitar un colapso-, pasando por el llamado a “salir a buscar votos” de la ex gobernadora, hasta la insólita denuncia al Presidente de la Nación, acusándolo de “envenenamiento” por la compra de una de las mejores vacunas que existe al momento.

Pero lo más bajo es que lo hagan desde el cinismo de una falsa proclama en defensa del trabajo, la educación y la libertad. Se aprovechan del dolor y la angustia de millones de argentinos y argentinas para fogonear sus consignas. Y lo hacen con total inmoralidad y caradurez, como si no hubiesen gobernado el país entre 2015 y 2019 de la manera en que lo hicieron.

Dicen que defienden el trabajo, cuando fundieron más de 25 mil Pymes, destruyeron más de 200 mil puestos de trabajo industriales, subieron el desempleo a dos dígitos y pulverizaron el salario de los argentinos y las argentinas.

Dicen que defienden la educación, cuando suspendieron el programa Conectar Igualdad que repartía netbooks a nuestros estudiantes, siendo el programa más completo del mundo en materia de reducción de la brecha digital y que ahora vemos con crudeza la desigualdad que eso implica.

Hablan de la inflación y del aumento de la pobreza después de romper la economía de la mayoría de los argentinos y las argentinas en base a un modelo de especulación económica y financiera, que llenó los bolsillos de sus amigos al mismo tiempo que empobrecía a la mayoría de los argentinos y argentinas a fuerza de tarifas de servicios públicos impagables.

Y por si esto fuera poco, endeudaron al país brutalmente, tomando solo con el FMI un préstamo de 45 mil millones de dólares que al día de hoy no pueden explicar dónde están.

Los argentinos y las argentinas seguiremos trabajando mancomunadamente y con solidaridad para hacerle frente a este difícil momento de nuestra historia. Ojalá reflexionen y decidan, por una vez, ponerse de verdad en el lugar del pueblo”.

DEJA UNA RESPUESTA