Reactivarán obras y piden que no haya despidos en la construcción

 

 

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, indicó  que el Gobierno le aseguró a las empresas constructoras que desde el lunes 13 de abril se reactivará «progresivamente» la obra pública, por lo que se les pidió a las firmas el «compromiso de no despedir» trabajadores durante el período de aislamiento por el coronavirus.

Katopodis señaló que, en el intercambio entre el sector público y el privado, las empresas pidieron que el Gobierno «garantice un flujo de certificaciones y pagos que les permita hacer frente a las deudas y los compromisos que fueron adquiriendo».

Por ello la cartera a su cargo generó una «serie de medidas para que puedan acceder a las líneas de financiamiento, la ampliación del Programa de Sostenibilidad Productiva (Repro) y el descuento en aportes patronales», amplió.

En declaraciones a Télam, el funcionario sostuvo que la administración de Alberto Fernández analiza «proyecto por proyecto» de obra pública para «ver la realidad de cada una de las empresas, en un contexto de reactivación».

«El 13 de abril empezamos progresivamente a poner en marcha las obras, y todo eso acompañado por un compromiso de las empresas de no despedir», enfatizó Katopodis en referencia a la fecha de finalización del aislamiento social dispuesto por el Gobierno.

El titular de la cartera de Obras Públicas sostuvo que el sector privado está «bien dispuesto» y que el Gobierno mantiene un «ámbito de diálogo con la UOCRA y la Cámara Argentina de la Construcción», a través del cual se le «propone» a las firmas que «no despidan a trabajadores».

Al graficar que esta semana tiene «3 días» laborables debido a las Pascuas, Katopodis reiteró que el objetivo es «garantizar que, a partir del lunes, se puedan ir reactivando progresivamente todas las obras».

Sobre el plan de la cartera a su cargo para hacer frente a la pandemia, consignó que su gestión trazó «tres ejes de trabajo que se están poniendo en marcha de manera simultánea».

«Por un lado, el fortalecimiento de la red pública de salud y del sistema de cuidado para enfrentar esta emergencia», dijo, y añadió que el segundo punto es la construcción de los 12 hospitales modulares en el Conurbano bonaerense y el interior del país que garantizarán un total de cerca de «mil camas», además de la «reapertura» de dos hospitales en La Matanza -uno en Rafael Castillo y el otro en Gregorio de Laferrere- que incluirán «200 camas cada uno».

Los 12 hospitales modulares de emergencia se ubicarán en Florencio Varela, Quilmes, Hurlingham, Tres de Febrero, Moreno, Lomas de Zamora, Almirante Brown y General Rodríguez, mientras el resto se instalarán en Mar del Plata, Córdoba capital, Resistencia y Granadero Baigorria.

A ese esquema se suman «40 obras en todo el país», entre «terminación de hospitales y recondicionamiento de salas de internación, que van a permitir, en cada caso, sumar entre 15, 20 ó 30 camas», detalló Katopodis.

DEJA UNA RESPUESTA