Convocan a médicos y enfermeros jubilados para reforzar el personal sanitario en la provincia

El gobierno de la provincia de Buenos Aires dio luz verde a la incorporación de médicos jubilados y retirados para el sistema sanitario estatal, con el objetivo de aumentar la planta de profesionales de la salud que eventualmente se necesitará ante un aumento de la demanda de atención por la pandemia de coronavirus.

La autorización fue dispuesta en el decreto 213/20 del Poder Ejecutivo a cargo de Axel Kicillof que, entre sus considerandos, indica que la medida fue tomada porque la “rápida propagación (de la pandemia) supone un riesgo para la salud pública y exige una respuesta inmediata y coordinada para contener la enfermedad e interrumpir la propagación y el contagio”.

La convocatoria dirigida a médicos jubilados y agentes de salud que estén bajo retiro voluntario establece que, durante el plazo de vigencia de la “emergencia sanitaria” declarada en el territorio bonaerense, se pondrá en marcha un “régimen de compatibilidad”, de manera tal que no se afecten los ingresos que ya perciben esos profesionales.

En este sentido, el decreto deja claro que la labor para la cual se los convoca “no afectará la normal y habitual percepción íntegra de los haberes jubilatorios” y aclara que se le sumará “una remuneración mensual” que recibirán de manera conjunta con los haberes. Tampoco afectará las cuotas faltantes a quienes se hayan adherido a un convenio de retiro voluntario.

A quienes no incluye la medida es a los profesionales que se hubieran jubilado por una invalidez definitiva o estuvieran al amparo de regímenes diferenciales por la realización de tareas insalubres, determinantes de vejez o agotamiento prematuro.

El objetivo es que, ante la posibilidad de un aumento de contagios del COVID-19, el Estado provincial tenga una capacidad de respuesta sanitaria acorde a la demanda y pueda coordinar esfuerzos para cubrir el sistema de salud.

El decreto destaca que la Provincia “dispone de una gran cantidad de beneficiarios del sistema previsional que cuentan con formación y experiencia útil para optimizar aspectos de planificación, técnico-funcionales y demás aportes de gestión que coadyuven a la eficacia de acciones estatales en esta materia”.

Además, el decreto recuerda que el Poder Ejecutivo facultó al Ministerio de Salud bonaerense a disponer todas las medidas necesarias y de reorganización del personal que la situación de emergencia por el coronavirus amerite.

DEJA UNA RESPUESTA