Juan Palomino estrena “Ley Primera” y se pone en la piel de un abogado qom

Aviso publicitario
banner dia verde moron

BUENOS AIRES- El protagonista de «Ley Primera», que se estrena este jueves, afirmó que el director de esa película, Diego Rafecas, «rescata las convicciones».

El actor Juan Palomino, protagonista de «Ley Primera», que se estrena este jueves, afirmó que el director de esa película, Diego Rafecas, «rescata las convicciones», a la vez que arremetió contra el neoliberalismo que fomenta «la meritocracia, como un síndrome esencial del individualismo».

A su vez, sostuvo que algunas series, como la aclamada «House of Cards», de Netflix, «le dicen al ciudadano común que no se acerque a la política para poder mantener el status quo» al mostrar al arte de lo posible como «lo más vil que hay», afirmó Palomino durante una entrevista con Télam .

En «Ley Primera», Palomino interpreta a un abogado qom que representa a la comunidad en el litigio por unas tierras que un ex habitante del lugar, criado en Estados Unidos, compró para llevar a adelante un emprendimiento, obligando a trasladar a las familias a otro sitio.

Sin embargo, en su regreso, esta especie de «hijo pródigo qom» se encuentra con la disyuntiva de llevar adelante o no el proyecto para el cual consiguió importantes inversores, al enfrentar a sus raíces, a su familia y hasta a su hermano gemelo, que se quedó junto a su madre en El Impenetrable chaqueño.

Ley Primera

A Rafecas («Un buda», «Paco», «Cruzadas: Jamás mezcladas» y «Rodney») no le alcanzó con dirigir el filme, sino que, también, lo escribió y lo protagonizó por partida doble, ya que hace de los hermanos gemelos en esta cinta que rememora, en un punto, la Masacre de Napalpí (que en julio de 1924 le costó la vida a unos 200 qom y mocoví a manos de la policía chaqueña y grupos de estancieros).

Télam: ¿Creés que las películas sobre pueblos originarios están vigentes?

Juan Palomino: El tema de los pueblos originarios siempre está vigente y esta película lo visibiliza. Que la mujer sea la que tracciona la película, las tres generaciones representadas, es algo también para resaltar. Son sobrevivientes que desde sus propias convicciones llevan adelante una mirada. El neoliberalismo siempre se ha caracterizado por avasallar la condición humana en beneficio de unos pocos con la meritocracia como un síndrome esencial del individualismo.

T: Sí, pero es algo que están en los diarios, también. Hace poco en el Sur, pero siempre pasan cosas en Formosa o Chaco.

JP: Los mapuches estuvieron con inconvenientes en el sur hace poco. Si vamos a Formosa, eso tiene que ver con una puja interna, no hay que ser ingenuo tampoco. Ellos tienen una construcción política de sus propias necesidades, como así también tienen sus propias convicciones, y la película trata sobre eso.

T: La represión a los pueblos originarios no es algo que venga de ahora.

JP: Si vamos a los temas puntuales que han sucedido en los últimos años, refieren a una mirada de construcción de poder político en las propias comunidades. Con eso yo no quiero sacar los pies del plato, pero creo que en estos 12 años se permitió que los pueblos originarios y sus representantes puedan conformar el poder político, y eso es un avance sustancial.

T: En la película se hace referencia a la Masacre de Napalpí, que sucedió en la misma época que los fusilamientos de «La Patagonia Rebelde». ¿Creés que desde lo cinematográfico se puede armar un paralelismo?

JP: Sí, yo lo veo. En la «Patagonia Rebelde» (Héctor Olivera) eran trabajadores que pertenecían a etnias extranjeras y donde había anarquistas, con una organización y Napalpí sucedió para la misma época. Uno fue con Hipólito Yrigoyen y el otro con Marcelo Alvear como presidente, pero en situaciones parecidas.

T: Además de «Ley Primera», han salido otras películas, como «Fuga en La Patagonia», en la que se habla en idioma de pueblos originario.

JP: Hay una revisión y eso se hizo en los últimos 12 años. Obvio que uno se planta en un lugar y eso lo define a uno. Pero no es casual que «La Historia Oficial» (Luis Puenzo) se hizo en el momento que se hizo, al igual que «No habrá más penas ni olvido» (Olivera). El cine responde a un tiempo, como en los 90 aparece el nuevo cine argentino, donde lo ideológico estaba diluido.

T: En «Ley…» es el intendente, que representa a la comunidad qom, el que gesta la traición.

JP: Es corrupto porque es humano y eso responde al mal ejercicio de la política, pero no todos los políticos son como en «House of Cards», donde se plantea a la política como lo más vil que hay. Esas series le dicen al ciudadano común que no se acerque a la política para poder mantener el status quo. Los ciudadanos estadounidenses tienen a Donald Trump como producto de ese desinterés y el no ir a votar.

 

DEJA UNA RESPUESTA