Sabbatella recibió a Oporto en el AFSCA: «Clarín es un violador serial de resoluciones judiciales»

CAPITAL FEDERAL -El presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, recibió este mediodía en la sede del organismo al presidente de la comisión de Telecomunicaciones e Informática del Cámara de Diputados de la Nación, Mario Oporto, quien expresó un profundo compromiso con la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y transmitió su apoyo a la gestión que se lleva adelante en la Afsca.

“Estoy muy entusiasmado con el trabajo que está haciendo Sabbatella, a quién conozco mucho. Sé que es una garantía para la aplicación ecuánime, transparente y exacta de la ley”, señaló Oporto. “Cuando la Ley se aplique esta sociedad será mejor porque habrá muchas más voces, disminuirá el oligopolio de dos o tres grupos, se podrá abrir más a la competencia, habrá más relevancia de la producción local”, enfatizó el legislador nacional.

Por su parte, Sabbatella expresó que “lamentablemente, no resulta extraño que el Grupo Clarín se niegue a adecuarse a la ley antes del 7 de diciembre, fecha que estableció la Corte. Es un violador serial de resoluciones judiciales, ya que dice que no va a respetar el plazo fijado por el Tribunal Superior y porque, además, ha incumplido, en cuatro provincias y una docena de municipios, con más de diez fallos de la Justicia que le ordenaban suspender el aumento de la tarifa de Cablevisión y reintegrar los montos cobrados indebidamente a sus clientes. También desoyó a los tribunales y a la propia Afsca que le ordenaban incorporar en la grilla a las señales Pakapaka y CN23”.

De ese modo, el funcionario hizo referencia a las sentencias que el multimedio, a través de Cablevisión, desconoció perjudicando a sus clientes.

“Se aprovechan de su posición dominante en el mercado de la televisión por cable para perjudicar a los millones de argentinos y argentinas abonados a Cablevisión. Por eso es fundamental la implementación integral de la ley que viene a garantizar la desconcentración mediática y a regular las comunicaciones para evitar situaciones de privilegio que generen competencia desleal”, consideró el titular de la Afsca.

Por último, Oporto consideró que “el sentido de la Ley no es sólo la aplicación del artículo 161 sino una visión global del Derecho a la Información y de la democratización de las comunicaciones, porque la idea central es que el Estado no sólo debe garantizar la libertad del que se expresa sino también la libertad y la igualdad del que recibe la información”.