Intensa emoción en la Conferencia de Prensa para anunciar la restitución del nieto 121

CAPITAL FEDERAL– Abuelas de Plaza de Mayo anunció oficialmente la restitución del Nieto 121, que todavía no conoció a su familia. “Quiero verte para ver en tu cara parte de El Gringo, de La Ani, tus padres”, pidió su tía Alba Lanzillotto. Y reclamó al Estado que contribuya con la búsqueda de los nietos que faltan.

“Quiero verte para ver en tu cara parte de El Gringo, de La Ani, tus padres”, dijo en conferencia de prensa desde Abuelas de Plaza de Mayo, pero dirigiéndose directamente al Nieto 121, Alba Lanzillotto. No es abuela sino tía, y encabezó la conferencia junto a Estela de Carlotto y Ramiro Menna, hermano del joven restituido. “Estamos anhelando el gran abrazo: te damos tiempo, pero esperamos que sea más corto que largo”, pidió Alba mirando a las cámaras, para hacer llegar su mensaje a ese sobrino que todavía no conoce y buscó por cuatro décadas.

La presidenta de Abuelas comenzó la conferencia leyendo el comunicado con la historia familiar del Nieto 121 y de su recuperación. Ya había trascendido en los últimos días que se trataba del hijo de Ana María Lanzillotto y Domingo Menna, militantes del PRT-ERP, secuestrados el 19 de julio de 1976 en Villa Martelli. Carlotto agregó que la primera denuncia sobre el caso llegó a la institución en 1982 por parte de una de las abuelas del Nieto 121, y que desde 2004 hubo pistas que se investigaron sobre el joven apropiado. La Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) lo contactó en junio y él accedió a hacerse el estudio, hasta que el lunes pasado se le confirmó su identidad.

Con la tonada riojana que no perdió tras décadas de vivir fuera de su provincia, la tía del joven –Alba Lanzillotto-, habló sobre sus hermanas desaparecidas, mellizas a las que les llevaba 20 años. Una de ellas, Ana María, se casó con Domingo Menna, con quien tuvieron dos hijos. El menor nació en cautiverio y fue buscado por su familia durante 40 años. El mayor, Ramiro, tenía dos años cuando desaparecieron a sus padres y tras el secuestro fue rescatado por un tío de una dependencia judicial de San Martín. “Esto no es privado, siento que los 121 nietos son un logro de nuestra patria que se reconstruye, que se va sanando. En el marco de una lucha que siempre fue por la emancipación, por la justicia”, dijo Ramiro Menna.

“Nuestra patria es un rompecabezas destrozado por la dictadura. Cada nieto y los restos que aparecen de los desaparecidos son como piezas del rompecabezas que colocamos. Para terminar ese rompecabezas necesitamos la ayuda de todos. Sabemos que tenemos la de nuestros amigos, pero también necesitamos al Estado”, resaltó Alba Lanzillotto. “Aprovecho a las autoridades presentes para pedirles que se comprometan desde el alma a ayudarnos a encontrar a los chicos que faltan. El Estado puede hacer muchas cosas. Les pido que se sumen a esta lucha”, dijo frente a los representantes del Gobierno Nacional.

Quien tomó la palabra fue el Secretario de DDHH de la Nación, Claudio Avruj. “Estamos como estuvieron otros funcionarios, esto es la continuidad de las políticas en la recuperación de los nietos”, planteó. Y agregó: “Esto significa celebrar la vida en toda su dimensión y con mayúscula. Cada vez que esto suceda, vamos a estar acá”. Por estas horas, en la Secretaría que encabeza y sobre todo en el Centro Cultural Haroldo Conti y en el Espacio de Memoria de la Ex ESMA, Avruj enfrenta un reclamo de los trabajadores por el reciente anuncio de despidos.

 

DEJA UNA RESPUESTA