La Confederación Socialista realizó su primer acto nacional en apoyo a Cristina

BUENOS AIRES- La Confederación Socialista, que agrupa a distintas expresiones de ese centenario partido político, realizó  su primer acto nacional en el que se reivindicó el apoyo al gobierno que conduce Cristina Fernández de Kirchner y en el que se lanzaron críticas al sector que encabeza el santafesino Hermes Binner.

El encuentro realizado en el auditorio del Gremio Telefónico (FOETRA) fue encabezado por el diputado Jorge Rivas; el secretario de Relaciones Parlamentarias, Oscar González; la agregada cultura en la embajada argentina en París, Susana Rinaldi; y contó con la presencia como invitado del secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque.

En la declaración política  los integrantes de la Confederación fustigaron al capitalismo financiero que «ha transformado a la producción y al trabajo en meros sujetos de especulación» y, en el mismo sentido, a las maniobras de «desestabilización de los gobiernos democráticos» provocadas desde «un gobierno transnacional constituido por el FMI y otras organizaciones multilaterales».

Respecto de la política nacional, arreciaron las críticas a la oposición, haciendo especial foco en Hérmes Binner, actualmente miembro del Frente Amplio Unen, a quien acusaron de «malversar el nombre del socialismo».

En ese sentido, Jorge Rivas dijo que se debe buscar «una expresión socialista alternativa a esa organización burocrática de la derecha más reaccionaria en que se ha convertido el partido socialista hoy en la Argentina». «Hermes Binner, que lo encabeza, nos ahorra explicaciones con palabras y actos: , se encolumna con los fondos buitre votando en contra del pago soberano, o advierte que si fuera presidente sería más respetuoso con los Estados Unidos».

Por otra parte señaló que su sector «no concibe el tiempo de la construcción de la propia organización socialista, desentendidos del actual proyecto nacional y popular».

«Estamos convencidos de que cuanto más se profundice el actual proyecto, más nos iremos acercando a nuestro ideario socialista», añadió Rivas.

Por su parte, Oscar González, retomó sus críticas a Binner y dijo que los militantes del espacio que conduce el ex gobernador santafesino «son aquellos que adoran la mano invisible del mercado, que dicen que estarían con Capriles antes que con Hugo Chávez, los que van a golpear las puertas de la justicia con falacias jurídicas para evitar la transformación de la Argentina, y los que, por suerte, ya no tienen espacios para ir a golpear las puertas de los cuarteles».

«Esos puritanos falaces de un republicanismo vulgar que quieren convencernos de que somos un gobierno populista, cuando ellos representan el interés privilegiado de los medios de comunicación», agregó González.

Por su parte, el diputado Andrés Larroque, dijo vivir «con mucho entusiasmo» los actos de militancia como el desarrollado por los socialistas y el que esta tarde desarrollará el frente Nuevo Encuentro en el estadio de Atlanta, porque demuestran «que hay una agenda abierta a las transformaciones que tenemos que realizar de cara al futuro».

«Este es un proyecto que ha marcado un punto de inflexión, que ha generado un liderazgo muy profundo que es el de Cristina Fernández de Kirchner y que va a traspasar cualquier situación institucional», destacó el diputado en referencia a la conducción del kirchnerismo luego de diciembre de 2015.

El acto también sirvió para manifestar el apoyo del socialismo de cara a las elecciones que durante los próximos días y semanas se realizarán en distintos países latinoamericanos, apostando por el triunfo de Dilma Rousseff, Evo Morales y Tabaré Vázquez.

«Con ánimo peyorativo, el pensamiento neoliberal denomina a estas experiencias y gobiernos como «populistas», ignorando que expresan gestiones de signo popular que por eso mismo cuentan con el apoyo mayoritario de los pueblos, expresado en sucesivas elecciones libres y democráticas».

Por ello, reivindicando el modelo kirchnerista y popular, llamaron a construir un socialismo en línea con el pensamiento del peruano José Carlos Mariátegui, que no sea «ni calco, ni copia» de otras experiencias.